Tratamiento Problema de Baja Autoestima Madrid

TRATAMIENTO PSICOLOGICO PARA AUMENTAR LA AUTOESTIMA. PSICOLOGOS MADRID

¿QUÉ ES LA AUTOESTIMA?

La autoestima es la capacidad de valorarse uno mismo y permite aceptarse y reconocerse con sus defectos y virtudes. Tener un adecuado nivel de autoestima es la base de la salud psicológica y física del organismo.

Un constructo muy vinculado a la autoestima es el autoconcepto. Es habitual que sean utilizados indistintamente por su similitud, si bien el segundo supone la comparación entre lo que entendemos por «El Yo Real» (cómo somos) y lo que consideramos «El Yo Ideal» (cómo nos gustaría ser).

El autoconcepto que tenemos de nosotros y el valor que le otorgamos, se va determinando por las experiencias que vivimos a lo largo de la vida: por las situaciones que hemos pasado, las relaciones que hemos tenido y cómo las hemos valorado (familia de origen, amigos de la infancia, adolescencia, adultez, parejas, etc.). También en la autoestima influyen las sensaciones que experimentamos y las creencias que hemos construido de nosotros mismos y del mundo que nos rodea, cómo hemos aprendido a valorar nuestros éxitos y fracasos, etc.

¿Cómo se construye la autoestima?

La autoestima se desarrolla desde los primeros meses de vida a través de la constante interacción que tenemos con el mundo. Los bebés, desde que nacen, buscan el contacto y captan con atención todas las respuestas que reciben de su entorno.

Es así cómo aprenden a mirarse a través de los ojos de los demás, siendo crucial la mirada que reciben de sus principales figuras de apego, que habitualmente son la madre y el padre.

Es importante atender a las siguientes necesidades psicológicas, que influyen en el desarrollo de su autoestima:

  1. Necesidad de contacto: un bebé recién nacido necesita recibir atención por parte de sus seres queridos. Es así como aprende que es especial tal y como es. En este sentido, toda muestra de cariño y consuelo le permite entender que merece ser amado incondicionalmente. Este amor lo va a necesitar a lo largo de toda su vida y a medida que crezca aprenderá a reclamarlo y también a ofrecerlo de distintas formas.
  2. Necesidad de reconocimiento: es importante aplaudir los pequeños logros de los niños y niñas con el fin de que aprendan a confiar en sus capacidades y celebrar sus éxitos. Sus primeras gracias, sus primeras palabras, sus primeros pasos, etc., todos son avances que merecen ser tenidos en cuenta por parte de los adultos. Más adelante vendrán metas más ambiciosas, pero todo parte de una buena base de confianza y apoyo.
  3. Necesidad de exploración: estimular la curiosidad de los jóvenes y animarles a desenvolverse en el entorno es una forma de fomentar su autonomía y capacidad de aprendizaje. Un ejemplo muy claro de la necesidad de exploración es la etapa del gateo, en la que el infante busca desplazarse a su manera y relacionarse con todo lo nuevo. Todo ello influye positivamente en el desarrollo de una autoestima sólida.

Principales áreas implicadas en el desarrollo de la autoestima

Existen distintas áreas que están implicadas en el desarrollo de la autoestima y del autoconcepto:

  • Área familiar: supone tener en cuenta el lugar que ocupamos en el núcleo familiar y la atención y cuidados que recibimos por parte de la familia.
  • Área social: abarca cómo de competentes nos sentimos a la hora de relacionarnos y el nivel de aceptación que recibimos por parte del grupo de iguales.
  • Área moral: está conformada por nuestros principios y valores, y por los juicios que hacemos sobre lo que está bien y lo que está mal.
  • Área física: engloba la valoración del aspecto físico y de destrezas físicas como la fuerza, la agilidad, la velocidad y la flexibilidad.
  • Área académica/profesional: supone valorar nuestra capacidad de aprendizaje, aptitudes (e.g. creatividad, liderazgo, inteligencia emocional, etc.), habilidades cognitivas (e.g. atención, memoria, razonamiento…) y logros.
complejo-de-inferioridad

Evolución de la autoestima a lo largo del desarrollo

La autoestima se desarrolla a lo largo de todas las etapas del ciclo vital, siendo la infancia y la adolescencia los períodos más críticos para su evolución por ser etapas caracterizadas por los cambios constantes y por la búsqueda de la propia identidad.

Los contextos en los que nos relacionamos van diversificándose a medida que crecemos y las relaciones sociales van forjándose cada vez con más calidad.

En la infancia la familia será el principal marco de referencia a través del cual interpretaremos las experiencias y nos guiaremos por el mundo. A medida que nos acercamos a la adolescencia, el grupo de iguales comienza a tener más relevancia. Además, los círculos cada vez son más amplios y los referentes proceden de distintas fuentes: amigos, profesores, medios de comunicación y redes sociales, etc.

Ya en la adultez, se vuelve más estable. Aun así, en todo el proceso que implica madurar, la autoestima puede verse fortalecida o debilitada a través del significado que le damos a las distintas experiencias que tengamos.

En dichas experiencias se vuelve determinante la influencia del entorno: cómo percibimos que nos ven los demás y cómo nos sentimos con ello.

CÓMO SABER SI TENGO PROBLEMAS DE AUTOESTIMA

Tienes falta o problemas de baja autoestima cuando:

  • Te cuesta aceptarte tal como eres.
  • Estas siempre criticándote exagerando tus defectos y minimizando o negando tus virtudes.
  • Eres demasiado perfeccionista y no llegas a confiar en tus capacidades.
  • Te hechas la culpa cuando algo no sale bien.
  • Piensas que vas a fracasar.
  • Cuando alguien te hace una crítica te sienta fatal, en cambio cuando alguién te dice algo positivo no le crees.
  • Buscas siempre la aprobación de los demás.
  • Crees que no eres digno para los demás.
  • piensas y te sientes inferior.
  • Tienes dificultades a decir que no miedo a que te rechacen.
  • Siempre encuentras un defecto a tus logros que te impiden valorarlos adecuadamente.
  • Ante la primera frustración tiende a abandonar tus objetivos.
  • Asumes la responsabilidad de los errores de otros.
  • Te cuidas poco.
  • Las menor crítica te hunde.
  • Cuando te comparas con los otros siempre sales perdiendo.
complejo-de-inferioridad

TRATAMIENTO AUTOESTIMA MADRID. QUÉ SIENTE UNA PERSONA CON AUTOESTIMA BAJA

Una persona con este problema es insegura de sí misma, desconfía de sus propias capacidades, no toma decisiones por miedo a equivocarse o porque los demás no están de acuerdo.

Puede tener un autoconcepto distorsionado en el que se resaltan todos los defectos y se minimizan o niegan las virtudes. Las emociones que afloran permanentemente en las personas con autoestima baja son el sentimiento de inferioridad, la timidez, la culpa y la frustración, que hacen disminuir aún más la autoestima y aumentan las autocríticas.

El problema de baja autoestima, afecta a la vida personal y relacional: a las personas les cuesta tener y/o mantener una pareja, o son muy dependientes de ella, tienen dificultades para hacer amistades, para valorarse en el trabajo, etc.

Se tienden a culpar de todo lo que sucede a su alrededor y a infravalorarse, la frustración de no alcanzar lo que se propone le lleva a deprimirse y autocastigarse.

Por ello, nuestros centros ubicados en las zonas de Chamberí, Ríos Rosas, barrio de salamanca, avenida de América en Madrid, ofrecemos tratamientos especializados y específicos para aumentar la baja autoestima.

¿Por qué es importante la autoestima? y hacer un tratamiento para aumentarla

Es importante porque es una de nuestras bases segura en la que se sustenta nuestra salud psicoemocional.

Una autoestima sana, nos permite desarrollarnos y alcanzar nuestros objetivos de manera realista, nos aceptamos como somos y  podemos defender nuestros derechos de manera asertiva.

Con una autoestima adecuada podemos enfrentar los problemas de manera sana y realista, valorando nuestras fortalezas y aceptando nuestros límites. Esto nos permitirá que estemos satisfechos de nuestras reacciones emocionales y con nuestras conductas.

Aumentarla nos ayuda a afrontar las dificultades y nos previene de caer en problemas psicológicos. también nos ayuda a mantener una buena relación con el entorno, laboral, relacional, familiar, etc.

La autoestima aumentará nuestra calidad de vida y nuestra salud física y emocional.

Por ello, conseguir una autoestima sana y adecuada te permtirá:

  • Estár dispuesto a defender tus derechos personales incluso aunque encuentres oposición.
  • Sentirte lo suficientemente seguro de ti mismo.
  • Aceptar tus errores sin hundirte y aprendes de la experiencia para seguir creciendo.
  • Poder tolerar y aceptar la opinión de los demás y defender tus ideas.
  • Ser capaz de obrar según su propio criterio.
  • Confíar en tus capacidades para resolver tus propios problemas y de pedir ayuda cuándo es necesario.
  • Aceptarte y te gustarte como éres.
  • Ser capaz de disfrutar con una gran variedad de actividades.
  • Ser sensible y empático a los sentimientos y necesidades de los demás, pero sin descuidar las tuyas.

También tener una buena autoestima implica:

 

  • Tener una visión de uno mismo y de nuestras capacidades realista y positiva, valorando nuestras virtudes y aceptando los defectos.
  • Poder tomar decisiones sin la necesidad de la aprobación de los demás.
  • Tener una valoración adecuada de uno mismo y de los demás: no creerse ni mejor ni peor que nadie.
  • Poder expresar las opiniones, ideas y emociones libremente.
  • Poder establecer relaciones de amistad y de pareja equilibradas.
  • Aceptar y aprender de los errores y fracasos.
  • Ser más tolerante con la frustración, esto le permite perseverar para alcanzar los objetivos que se propone.

CONSECUENCIAS DE TENER UNA AUTOESTIMA BAJA

Es natural que la autoestima fluctúe y habrá momentos que nos sintamos mejor o pero con nosotros mismos. El problema es cuando se mantiene en el tiempo.

Sufrir baja autoestima puede llevar a padecer diferentes problemas. Estos son algunos de los trastornos que tienen como base esta dificultad:

TRATAMIENTO PARA SUPERAR LA BAJA AUTOESTIMA EN MADRID

En Cepsim te ofrecemos tratamientos psicológicos específicos y especializados para subir la autoestima. Para ello, ponemos a disposición de cada persona técnicas efectivas que ayudaran a aumentar la autoestima.

Al final de nuestra intervención, podrás:

  • Aceptarte a ti mismo valorando adecuadamente tus virtudes y defectos.
  • Eliminar la ansiedad y la culpa y superar los miedos y angustias.
  • Más independencia y libertad en la toma de decisiones.
  • Sentirte seguro en relación a los demás y dejar de lado la timidez.
  • Quererte y cuidarte más.
  • Aumentar tu seguridad para dar tus opiniones y sentimientos.
  • Poder disfrutar del contacto social.
  • Tendrás mayor motivación, entusiasmo y capacidad para disfrutar de la vida.

La autoestima puede aumentar con un tratamiento específico y especializado. Los Centros de Psicología CEPSIM de Madrid -zona de Chamberí, Rios Rosas y Barrio de Salamanca, Avenida América- cuenta con psicólogos y psicólogas para que puedas superar tu problema de baja autoestima.

Puede saber más sobre los tratamientos Gestalt y Humanista

Centro Cepsim en los distritos de Chamberí y Salamanca, Avenida de América, Ríos Rosas, Nuñez de Balboa, Diego de León, Cuatro Caminos y Abascal

 

LOS PSICÓLOGOS DEL CENTRO CEPSIM MADRID PODEMOS AYUDARTE

 

Madrid

CRISTOBAL BORDIU 10 PISO 1 C
VIRIATO 71, BAJO, CENTRO IZQUIERDA

Barrio Chamberi, Ríos Rosas, General Martinez Campos, Ruben Darío, Iglesias, Viriato, Abascal, Santa Engracia, Canal, Alonso Cano, Glorieta Quevedo, Argüelles, Moncloa, Fuencarral, Alberto Aguilera, Donoso Cortes, Bravo Murillo, Alonso Martinez, Gregorio Marañon, Castellana

FRANCISCO SILVELA 74 1º DERECHA
Zona Avenida América, Nuñez de Balboa, Diego de León, Guindalera, lista, prosperidad, Guindalera, Fuente del Berro, Lista y Salamanca

BRAVO MURILLO 318 PISO 1 PUERTA 4 
Tetuan, Plaza Castilla, Paseo de la Castellana, Orense, Valdeacederas, Almenara, Castillejos

Compartidos
Compartir esto