Seleccionar página

Trabajar con personas tóxicas, como defenderte

¿Problemas con las personas del trabajo?
Aprende cómo lidiar con personas toxicas, egocéntricas y dañinas.

Personas tóxicas en el trabajo

Nos pasamos muchas horas en nuestro puesto de trabajo, esto es así. Lo ideal sería establecer relaciones satisfactorias para que nuestra jornada laboral sea agradable, sin embargo, a veces esto no es posible. Compañeros, jefes o clientes pueden poner a prueba nuestros nervios, hacer que nos cuestionemos nuestra valía profesional e incluso personal.

¿Qué hacer si en nuestro trabajo hay personas tóxicas y éstas afectan a nuestra salud mental?
Te dejo unos sencillos consejos:
 

¿Qué tipo de personas tóxicas nos podemos encontrar en el trabajo?

  • El victimista: está todo el día quejándose: lo mal que lo hace, lo poco que vale, la necesidad de ser incluido, etc. Aunque su deseo es gustar y ser aceptado y cuidado, sus formas ahuyentan a las personas puesto que se cansan de intentar ayudarle sin que cambie su posición victimista, o de escuchar siempre lamentaciones. Su malestar acaba contagiándose y sentirás que pierdes energía vital.

  • Pasivo-agresiva: Los distinguirás porque te descoloca. Es una persona que intentará sabotear tu trabajo de forma sutil (normalmente para mejorar su posición o ser mejor valorado): no entregando a tiempo su trabajo o entregándolo mal, haciendo como si no se entera o no te entiende, se “olvidará” de incluirte o decirte las cosas, te adjudicará las culpas que son suyas, etc. Este tipo de personas desprenden hostilidad, muchas veces encubierta; no asumen la responsabilidad y son desagradables o irritables, características que se manifestarán en su comportamiento, tono y comentarios.

  • Persona envidiosa: criticará de forma más o menos directa tu potencial y valía, hablará de ti, te saboteará, se intentará poner por encima de tu posición siempre que pueda, intentará dejarte mal delante de compañeros y jefes. La envidia hace que la persona desee lo que tienes y te odie por tenerlo, por eso intentará “destruirte”.

  • El “trepa”: Hará cualquier cosa y a cualquier persona por ascender o gustar a la gente influyente. Le dará igual ir por detrás o atacar de manera directa y agresiva, todo vale para él. Con estas personas hay que ser cautelosos porque pueden ser sociables, amables y con ganas de ayudar a otros, cuando en realidad a la espalda están traicionando a sus compañeros.

  • El salvador: todo lo que haga para ayudarte tendrá un coste. Si te hace un favor, tarde o temprano tendrás que devolvérselo. Actúan como buenos samaritanos, pero se enfadan si no cumples sus reglas. Te harán sentir como si les debieras la vida. Cuidado con aceptar su ayuda ya te chantajearán con ello para conseguir sus objetivos.

  • El narcisista: todo lo que hace está bien y no se le puede discutir. Te adorará si le sigues la corriente pero intentará destruirte (o se enfadará) si le llevas la contraria o no le adoras cual dios. Necesita sentirse el centro del universo y hará todo lo posible para ganar poder, ya que él se siente como “el mejor” y merece un trato y puesto especial. Es egocéntrico y egoísta, incluso puede volverse agresivo si los demás no reconocen su valía o si le adjudican un puesto o labor que cree no merecer. Son personas abusivas.
  • El explotador: los perfiles anteriores pueden ser, de diferentes maneras, explotadores, especialmente los dos últimos. Las personas que explotan a otras son egoístas, no tienen en cuenta las necesidades y deseos de los otros ni tampoco su salud mental y/o física. Te “apretarán” para que des en el trabajo mucho más de lo que puedes y pocas veces ellos predican con el ejemplo.

  • El perverso (o perverso-narcisista): quizás el perfil más complicado de sobrellevar puesto que puede incluir cualquier rasgo de los anteriores citados. Son personas sin empatía, instrumentales, que te “ayudarán” o tendrán en cuenta mientras les sirvas para su beneficio. Se mueven por sus intereses y los demás son vistos como objetos a utilizar. Son seductores para después atacar con violencia a “sus víctimas”. Si te encuentras con este perfil, te hará sentir muy mal y a veces dudarás de si es tu propia mente o él quien te hace sentirte así, ya que ejerce una especie de maltrato tan sutil y patológica que será difícil para ti detectarlo. Algunas personas, bajo la influencia de este perfil, empiezan a dudar de sus emociones, valía e incluso de su salud mental.

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE LAS PERSONAS TÓXICAS LÉE ESTE ARTÍCULO

¿Qué puedo hacer ante personas tóxicas y destructivas en el trabajo?

  • Detecta el perfil: la anterior lista es una aproximación para ayudarte a saber con quién te relacionas y que adecúes tus estrategias a esto. Es cierto que los perfiles descritos no suelen ser puros, es decir, que una misma persona puede abarcar en sí varios de los puntos anteriores.
  • Objetivos claros: si sabes hacia dónde vas y cuáles son tus metas será más fácil no dejarte influir ni manejar por estos perfiles tóxicos. No te desvíes de tu camino y aléjate de quienes quieran sacarte de él.
  • Confía en tu valía: estas personas tienden a hacernos sentir inferiores e inadecuados. Saber quién eres, lo que vales y tu potencial te dará fuerzas para que no te roben tu energía.
  • Pon límites: di NO, protege tu intimidad y no hables con ellos de cosas personales. Siempre tenderán a llevar las discusiones a un terreno emocional puesto que son expertos chantajistas, no les sigas el juego.
  • Sé asertivo: entrenar la asertividad te ayudará a defender tus derechos de manera calmada, sin recurrir a la agresividad o la pasividad.
  • No tengas miedo: Cuanto menos miedo tengas, más se alejarán de ti. Deben saber que tú estás muy seguro de ti mismo. Evita que te vean débil o sometido.
  • Centrarte en otros aspectos: seguro que tienes otros compañeros maravillosos, apoyaos los unos a los otros. Busca también puntos positivos  en tu jornada laboral y busca autorrealizarte fuera del trabajo mediante actividades y personas placenteras.
  • Busca apoyo y crea una rutina de bienestar: los psicólogos, el mindfulness o el yoga son complementos que te ayudarán a fortalecerte como persona y que los acontecimientos desagradables no te desestabilicen emocionalmente. Pruébalo.

SI QUIERES SABER SOBRE EL MOBBING O ACOSO LABORAL ENTRA EN ESTE ARTÍCULO

SI TE HA GUSTADO ESTE TEXTO COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES

Autora: Sara Sarmiento
Compartidos
Compartir esto
JS para menú plegable móvil Divi