Seleccionar página

Test conoce 100% cómo se relaciona tu pareja contigo

Conoce cómo es tu pareja y como se relaciona contigo

Este test el el segundo que presentamos, el anterior describía tu estilo de apego y cómo éste influye en el modo en que te relacionas con tus parejas. ambos tests son extraídos del un muy buen libro que recomendamos leer: «maneras de Amart de Amir Levine y Rachel Heller de la editorial Urano. Este segundo test psicológico permite descubrir el estilo de vinculo que tu pareja mantiene contigo.

Test Psicológico: Cómo se vincula tu pareja contigo

Consigna para contestar el test psicológico de la pareja:

Lee cada afirmación, cuanto más se aproxime la descripción a la verdad, más alta sería la puntuación obtenida, a partir de la siguiente escala.

Clave de puntuación:

  1. Totalmente faltos en su caso.
  2. Bastante cierto en su caso.
  3. Muy cierto en su caso.

 Comienza a realizarlo:

Test Psicológico: Cómo se vincula tu pareja contigo y cómo se comporta

GRUPO A

 

Puntuación Descripción
1   2   3

1. Envía señales confusas.

  • Parece distante y desapegado, pero vulnerable al mismo tiempo (una actitud que tú encuentras irresistible).
  • A veces te llama con frecuencia y luego pasa mucho tiempo sin telefonear.
  • Hace comentarios románticos como: “Cuando nos vayamos a vivir juntos…”, pero después se comporta como si no tuvierais futuro como pareja.
1   2   3

2. Valora mucho su independencia; menosprecia la dependencia y la “debilidad”.

  • “Necesito más espacio.”
  • “Mi trabajo me absorbe tanto que no tengo tiempo para ninguna relación seria en este momento de mi vida.”
  • “No puedo estar con nadie que no sea completamente autosuficiente.”
1   2   3

3. Te rebaja (a ti o a sus parejas anteriores), aunque sea en broma.

  • Se burla de lo torpe que eres interpretando mapas o te dice que le “encanta” lo gordita que estás.
  • Te habla de alguien que le gustaba mucho en su día, pero que dejó de interesarle al cabo de un par de citas por algún rasgo físico que le desagradaba.
  • Denigra a una antigua pareja.
1   2   3

4. Utiliza tácticas para distanciarse (emocional o físicamente).

  • Mantuvo en su día una relación de seis años, pero cada uno vivía en su casa.
  • Prefiere dormir en su casa, utilizar sábanas separadas o descansar en otra cama.
  • Prefiere pasar las vacaciones por su cuenta.
  • Es confuso respecto al futuro; no te dice cuándo os volveréis a ver o cuándo se irá a vivir a tu casa.
  • Camina unos pasos por delante de ti cuando vais por la calle.
1   2   3

5. Insiste en la importancia de poner límites a la relación.

  • Te da a entender: “Estos son MIS amigos. ¿Mantente al margen!”.
  • No te invita a su casa, prefiere que os veáis en la tuya.
1   2   3

6. Tiene una idea romántica y poco realista de cómo debería ser una relación.

  • Habla con nostalgia de su deseo de llegar a encontrar a la persona perfecta algún día.
  • Idealiza una antigua relación, pero no sabe decirte por qué fracasó.
  • “No sé si alguna vez volveré a sentir lo que sentía por mi ex.”
1   2   3

7. Desconfía. Teme que su pareja saque provecho.

  • Está seguro de que sus ligues tratarán de “pescarlo”.
  • Teme que su pareja saque partido económico de la relación.
1   2   3

8. Tiene puntos de vista rígidos sobre las relaciones y establece reglas con el fin de evitar el compromiso (que tú debes acatar).

  • Demuestra una fuerte preferencia por cierto “tipo” de persona: por ejemplo una mujer muy guapa, muy delgada o rubia, por ejemplo.
  • Afirma que es mejor vivir en casas separadas o evitar el matrimonio.
  • Es propenso a las generalizaciones, como: “Todas las mujeres (o todos los hombres) quieren tal cosa” o “En cuanto te casas o te vas a vivir con alguien, se empeñan en cambiarte”.
  • No le gusta hablar por teléfono, aunque esté sea vuestro principal medio de comunicación.
1   2   3

9. Se aleja o estalla al menor signo de desacuerdo.

  • “¿Sabes qué? Dejémoslo. No quiero hablar de ello.”
  • Se levanta y se marcha enfadado.
1   2   3

10. No aclara sus intenciones; te obliga a adivinar sus sentimientos.

  • Pasa mucho tiempo contigo, pero no te dice “te quiero”.
  • Habla de pasar un año en el extranjero, pero no menciona qué lugar ocupas tú en sus planes.
1   2   3

11. Tiene dificultades para hablar de lo que hay entre vosotros.

  • Hace que te sientas incómodo por preguntarle adónde va vuestra relación.
  • Cuando le dices que algo te preocupa, te dice “lo siento”, sin darte más explicaciones.
  • Ciertos temas están prohibidos.

(Suma los puntos obtenidos en las preguntas 1 a 11).
 

Total de puntos del grupo A:__________

GRUPO B
 

Puntuación Descripción
1   2   3

1. De confianza y coherente.

  • Te llama por teléfono cuando promete hacerlo.
  • Hace planes contigo y los pone en práctica. Si le surge un imprevisto, te avisa con tiempo, de disculpa y propone un plan alternativo.
  • No se desdice de sus promesas. Si no puede cumplir lo pactado… ¡se explica!
1   2   3

2. Cuenta contigo para tomar decisiones (no las toma de forma unilateral).

  • Comenta sus planes, no le gusta decidir nada sin pedirte primero tu opinión.
  • Cuando hace planes, tiene en cuenta tus preferencias. No da por supuesto que sabe mejor que tú lo que te conviene.
  • “Necesito más espacio.”
1   2   3

3. Tiene un punto de vista flexible sobre las relaciones.

  • No busca un tipo de pareja especial, por ejemplo, de una edad o apariencia determinadas.
  • Está abierto a distintas posibilidades, como iros a vivir juntos o compartir una misma cuenta bancaria, en lugar de cuentas separadas.
  • No es propenso a las generalizaciones, como: “Todas las mujeres (o todos los hombres) quieren tal cosa” o “En cuanto te casas o te vas a vivir con alguien, se empeñan en cambiarte”.
1   2   3

4. No tiene dificultades para hablar de la relación.

  • Hace que te sientas cómodo cuando le preguntas qué piensa de vuestra relación o si cree que tenéis futuro como pareja (aunque la respuesta no sea de tu agrado).
  • Si algo le preocupa, te lo dice; no deja que tú lo adivines.
1   2   3

5. En caso de conflicto, es capaz de negociar.

  • Hace lo posible por averiguar lo que de verdad te preocupa y se esfuerza por remediarlo.
  • En caso de desavenencia, no trata por todos los medios de demostrar que tiene razón para quitarse el problema de encima.
1   2   3

6. No teme el compromiso o la dependencia.

  • No le preocupa que trates de invadir su territorio o de quitarle libertad.
  • No teme que tú u otras parejas intentéis “pescarlo”, quedaros con su dinero, etc.
1   2   3

7. No piensa que las relaciones requieran grandes esfuerzos:

  • No habla del enorme compromiso y esfuerzo que implica una relación.
  • Está abierto a iniciar una relación, aunque las circunstancias no sean las ideales (por ejemplo, cuando los estudios o el trabajo le absorben mucho tiempo).
1   2   3

8. La intimidad consolida vuestra unión (en vez de crear distancia).

  • Después de una conversación emotiva o de compartir secretos, te tranquiliza y te hace saber que puedes contar con él (o ella). ¡No adopta una actitud distante!
  • Después de dormir contigo, te dice lo mucho que significas para él (o ella) y no sólo lo mucho que ha disfrutado durante el acto sexual.
1   2   3

9. No evita presentarte a sus amigos y a su familia.

  • Quiere que formes parte de su círculo social. Quizás al principio no te presente a su familia, pero si le dices que te gustaría conocerla o le invitas a conocer a la tuya, aceptará encantado.
1   2   3

10. Expresa lo que siente por ti con naturalidad.

  • Te dice con frecuencia lo que siente por ti.
  • Utiliza la expresión “te quiero” con generosidad.
  • Pasa mucho tiempo contigo, pero no te dice “te quiero”.
1   2   3

11. No es aficionado a los “juegos”.

  • No te obliga a adivinar sus sentimientos ni busca provocarte celos.
  • No suele hacer cálculos del tipo: “Cómo yo ya he llamado dos veces, ahora te toca a ti” o “Has dejado pasar un día entero antes de ponerte en contacto conmigo, ahora yo dejaré pasar un día también”.
  •  

(Suma los puntos obtenidos en las preguntas 1 a 11).
 
Total de puntos del grupo B:_________

GRUPO C
 

Puntuación Descripción
1   2   3

1. Demanda un grado de intimidad muy alto en la relación

  • Está de acuerdo en que paséis las vacaciones juntos, viváis juntos o paséis mucho tiempo a solas en una fase muy temprana de la relación (aunque no la haya incitado).
  • Requiere mucho contacto físico (que os deis la mano, que os acariciéis y os beséis).
1   2   3

2. Expresa inseguridad. Le preocupa el rechazo.

  • Te hace muchas preguntas sobre tus antiguas parejas para saber qué lugar ocupa en comparación.
  • Trata de averiguar si aún albergas sentimientos hacia tu ex.
  • Se esfuerza en complacerte.
  • Teme que dejes de sentir algo por él (o ella) o que pierdas el interés sexual.
1   2   3

3. Se siente infeliz cuando no tiene pareja.

  • Tienes la sensación de que está desesperado por encontrar a alguien, aunque no lo diga.
  • A veces, sus ligues se siente como si los estuvieran entrevistando para el puesto de “futuro marido o mujer”.
1   2   3

4. Utiliza tácticas para atraer tu atención o tu interés.

  • Se comporta de forma distante o desinteresada si llevas unos días sin llamar.
  • Finge ser inaccesible o estar ocupado.
  • Intenta manipular ciertas situaciones para conseguir que te muestres más asequible o interesado.
1   2   3

5. Tiene dificultades para explicar lo que le preocupa. Espera que lo adivines.

  • Cree que debes ser capaz de interpretar, a partir de ciertas señales muy sutiles, que está disgustado. (Si la estrategia no funciona, actúa).
1   2   3

6. Actúa en lugar de tratar de resolver los conflictos que surgen entre vosotros.

  • Te amenaza con dejarte en el transcurso de una discusión (pero después cambia de idea).
  • No expresa sus necesidades, pero acaba por montar un drama por todos los agravios acumulados.
1   2   3

7. Le cuesta mucho no tomarse tus reacciones como algo personal.

  • Si va a asistir a una fiesta y tú tienes que trabajar hasta tarde, saca la conclusión de que “no quieres conocer a mis amigos”.
  • Si llegas tarde a casa y no tienes ganas de charlar, lo interpreta como que “ya no me quieres”.
1   2   3

8. Te deja marcar a ti el ritmo de la relación para no salir malparado.

  • Tú llamas, él (o ella) llama; tú le dices que sientes algo por él, él (o ella) te dice que siente algo por ti (al menos la primera vez). No quiere correr riesgos.
1   2   3

9. Le preocupa la relación.

  • Cuando os separáis, tú te vas a casa a dormir. Él (o ella) se va para repasar hasta el último detalle con sus amigos.
  • Cuando no estáis juntos, te llama o te envía un montón de mensajes, o no te llama en absoluto y espera a que tú lo hagas (una reacción defensiva).
  • Estás seguro de que piensa mucho en vosotros como pareja.
1   2   3

10. Teme que cualquier pequeño descuido pueda arruinar la relación: cree que debe esforzarse mucho para mantenerte interesado.

  • Dice cosas como: “Hoy te he llamado demasiadas veces”. Temo que te vayas a cansar de mí” o “No he hecho muy buen papel con tu familia, ahora ellos me odiarán”.
1   2   3

11. No es aficionado a los “juegos”.

  • Averigua tu contraseña y espía tu cuenta de correo.
  • Necesita estar siempre al corriente de tu paradero.
  • Revisa tus pertenencias buscando pruebas de infidelidad.

(Suma los puntos obtenidos en las preguntas 1 a 11).
 
Total de puntos del grupo C:______
 
Resultados del test psicológico de la pareja:

1. 11-17: puntuación muy baja. Tu pareja no encaja en ese estilo de apego.
2. 18-22: puntuación media. Tu pareja tiende a ese estilo de apego.
3. 23-33: puntuación alta. Tu pareja definitivamente coincide con ese estilo de apego.
 
Para analizar el test, describimos los contenidos que nos indica el libro mencionado.

A grandes rasgos, cuanto más alta sea la puntuación, mayor será la tendencia de tu pareja hacia ese estilo en particular. Cualquier resultado que sobrepase los 23 puntos indica grandes probabilidades de pertenencia al grupo en concreto. Si se da una puntuación alta en dos estilos, es muy posible que tu pareja pertenezca a la categoría ansioso-evasiva. Algunas de las conductas típicas de ambos estilos se parecen a simple vista (aunque procedan de actitudes emocionales muy distintas). En ese caso, consulta las “reglas de oro” de la página 63 para estar seguro.

Puntuación de 23 o más en el grupo A: se diría que la forma de relacionarse de tu pareja o tu ligue encaja con el estilo evasivo. Eso significa que no puedes dar por sentada vuestra intimidad ni muestra unión. Las personas seguras o ansiosas sienten la necesidad de estar junto al ser querido; entre las evasivas, ese deseo fundamental brilla por su ausencia. Si bien necesitan apego y amor (pues la tendencia a vincularse a los demás también está grabada en su psique), suelen agobiarse cuando se acercan demasiado a alguien. Con los evasivos, todas las conversaciones y los contactos diarios, tanto si el tema de discusión es el canal de la tele como si habláis de la educación de los niños, son en realidad negociaciones de espacio e independencia. A menudo acabarás cediendo a sus deseos, porque sabes que de otro modo se encerrarán en el mutismo. Los estudios demuestran que los evasivos casi nunca se emparejan. A esos individuos simplemente les falta el engrudo que mantiene unidas a las personas.
 
Puntuación de 23 o más en el grupo B: la forma de relacionarse de tu pareja o ligue encaja con el estilo seguro. Estas personas desean vincularse a los demás, pero no son demasiado sensibles al rechazo. También tienen buenas dotes de comunicación y saben cómo expresar sus mensajes e manera directa, pero sin caer en la acusación. Cuando te vinculas a una persona segura, no tienes que negociar la intimidad: se da por sentada. Esa actitud os proporciona a ambos la libertad de disfrutar de la vida y desarrollaros. Los individuos seguros escuchan tu punto de vista y procuran hacer que la relación funcione de un modo que sea aceptable para ambos. Comprenden de forma innata lo que significa tener pareja; a saber, que el bienestar de tu compañero es el tuyo y viceversa. Esa cualidad os permitirá a los dos mostrar vuestra verdadera esencia, lo cual, según han demostrado las investigaciones, constituye una de las mayores garantías de felicidad y bienestar general.
  
Puntuación de 23 o más en el grupo C: la forma de relacionarse de tu pareja encaja en el estilo ansioso. Eso no es malo, siempre que te tomes la molestia de sintonizar con su estado de ánimo. Las personas ansiosas sienten un gran deseo de intimidad, pero están pendientes del más mínimo detalle que pueda poner en peligro la unión. A veces, interpretan tus actos inconscientes como una amenaza a la relación. Cuando se da el caso los embarga la aprensión, pero carecen de la facultad de comunicar sus inquietudes de manera eficiente. En cambio, reaccionan desmesuradamente y recurren al drama. Una actitud así tiende a crear un círculo vicioso, por el cual se vuelven aún más sensibles a la ofensa y su malestar se acrecienta. La situación parece abrumadora, pero antes de que des la relación por pérdida, es importante que sepas que si demuestras la sensibilidad y el cariño suficientes como para tranquilizar y disipar sus miedos (lo que no te resultará difícil) tendrás junto a ti a una persona my devota y afectuosa. En cuanto aprendas a satisfacer sus necesidades básicas de calor y seguridad, su naturaleza sensible se convertirá en una gran cualidad; sintonizará contigo, será servicial y dedicado. Por ende, aprenderá, poco a poco, a comunicar mejor sus miedos y emociones, por lo que cada vez precisarás menos recurrir a la intuición.

Test Psicológico de la pareja: cómo obtener más información

Si el estilo de apegom de tu pareja es ansioso o evitativo, es probable que tengas dificultades a la hora de relacionate con él, sobre todo si tu estilo son similares. Si ese es tu caso, puedes llamarnos y consultarnos para poder cambiar esos patones y establecer vínculos seguros y estables.

Tambien puedes recibir más inflormación si lees el libro que aquí recomendamos de «Maneras de Amar»

Compartidos
Compartir esto
JS para menú plegable móvil Divi