Seleccionar página

Qué es el Eneagrama

eneagrama

EL ENEAGRAMA DE LA PERSONALIDAD.

Se conoce generalmente como eneagrama, que es una palabra griega que significa nueve líneas y se dibuja como una estrella de nueve puntas. Es una herramienta antigua, cuyo origen exacto es difícil de descifrar y que podría tener influencias Sufíes y Babilónicas.

Ha sufrido modificaciones a lo largo del tiempo y ha sido reutilizada en los últimos tiempos como clasificación de diferentes estilos de personalidad.

El eneagrama es una herramienta de autoconocimiento y desarrollo personal. Define formas generales de pensar, sentir y hacer.

 

El eneagrama muestra 9 personalidades diferentes con tres subtipos cada una. Y todas ellas se interrelacionan como muestra la figura. (figura).

Estos eneatipos representan la máscara con la que nos enfrentamos al mundo. Y es importante conocerlos para poder conocer también nuestra sombra o nuestra esencia.

El eneatipo que somos se va forjando en nuestra infancia y adolescencia dependiendo de las estrategias que consiguiéramos desarrollar para “sobrevivir” y para sentirnos vistos y valorados en el mundo en el que nos tocó vivir.

Identificarlo es el principio del camino. Cuanto más vamos trabajando y más sanos estamos más difícil es identificar nuestro eneatipo. Por el contrario, cuanto menos nos autoobservamos y menos trabajados estamos a nivel personal, se ve de manera más clara.

Hay tres tipos de caracteres distintos en el eneagrama.

Los instintivos, que corresponderían al eneatipo 8, eneatipo 9 y eneatipo 1

Los emocionales, que corresponderían al eneatipo 2, eneatipo 3 y eneatipo 4

Los racionales, que corresponderían al eneatipo 5, eneatipo 6 y eneatipo 7

Pero todos somos instintivos, emocionales y racionales, solo que uno de ellos es el que predomina en nosotros. Como podemos observar en la figura. Aunque tengamos un eneatipo, éste estaría relacionado con uno de los otros caracteres. Por ejemplo, el 6, que es un eneatipo racional, se relacionaría con el 3 y con el 9.

También es importante reseñar que todos tenemos todos. Todos vamos a ser alguna vez un 1 o un 2. Hay que mirarse a uno mismo en cada uno. Tampoco vamos a cambiar de eneatipo, siempre hay uno que nos define. Esto viene influido también por los eneatipos que nos criaron en la infancia y de los modelos que nos ofrecieron.

El eneatipo del eneagrama es tu repetición de sentimiento, pensamiento y acción al que te vas quedando anclado de tanto repetirlo.

Dentro de cada eneatipo también hay tres subtipos diferentes, el conservador, el social y el sexual que pueden llegar a ser muy diferentes a la explicación general de cada eneatipo.

 

eneagrama

Por qué es útil el eneagrama en el desarrollo emocional de las personas

La aplicación del eneagrama es importante para:

  • Autoconocimiento: El eneagrama ayuda a las personas a comprender sus motivaciones, miedos, deseos y patrones de comportamiento. Al identificar su tipo de eneatipo, las personas pueden obtener una visión más profunda de sí mismas, lo que puede conducir a un mayor crecimiento personal.
  • Relaciones interpersonales: Al comprender los diferentes tipos de personalidad según el eneagrama, las personas pueden mejorar sus relaciones interpersonales. Esto se debe a que el eneagrama proporciona información sobre cómo interactúan y se relacionan los diferentes tipos, lo que facilita la comunicación efectiva y la empatía.
  • Desarrollo personal: El eneagrama no solo describe los puntos fuertes de cada tipo de personalidad, sino también sus desafíos y áreas de crecimiento. Esto brinda a las personas la oportunidad de trabajar en sí mismas y desarrollar habilidades que puedan necesitar para equilibrar sus aspectos menos desarrollados.
  • Resolución de conflictos: Al comprender cómo los diferentes tipos de personalidad pueden reaccionar en situaciones conflictivas, las personas pueden abordar los conflictos de manera más efectiva. Esto ayuda a evitar malentendidos y facilita la resolución de conflictos.
  • Crecimiento emocional: Algunas personas utilizan el eneagrama como una herramienta para el crecimiento psicoemocional. Al comprender su tipo en el eneagrama, pueden explorar aspectos más profundos de su ser y buscar una conexión más significativa con sus sentimientos.
  • Comunicación efectiva: El eneagrama puede ser utilizado para mejorar las habilidades de comunicación. Conociendo el estilo de comunicación preferido de cada tipo de personalidad, las personas pueden adaptar su manera de expresarse para ser más efectivas y comprensibles.

  • Transformación personal: El eneagrama no solo describe la personalidad en términos estáticos, sino que también destaca el potencial de crecimiento y transformación. Puede ser una herramienta poderosa para aquellos que buscan un cambio significativo en su vida y desean entender los desafíos y oportunidades que se presentan en el camino.

Descripción de los eneatipos básicos:

Eneatipo 1 del eneagrama.

Su pasión es la ira, pero no se la permite. Este eneatipo lo que suele hacer es corregir. Son eternos indignados con la vida, la sociedad o las personas.

Buscan la mejor forma de hacer x. Si alguien lo hace de forma diferente, creen que ellos lo hacen mejor por haberlo buscado mucho. Si reciben desde fuera que han hecho algo mal, ellos ya se lo habrán dicho mil veces.

Tienen que vivir en un examen perpetuo. Transforman la ira en perfeccionismo. Son rígidos y compulsivos. Cuanto más machacones, más enfermos y cuanto más escuchan y entienden es que están más sanos.

Algunos se auto consideran virtuosos, éticos y aspiran a la perfección moral.

Eneatipo 2.

Es el que ansía sentirse necesitado y amado. Su pasión es el orgullo y la soberbia.

El orgullo no deja de ser una incapacidad para ver los aspectos oscuros y solo fijarse en los relucientes. Para el 2 lo más importante es el amor.

Le importa lo que piensan los demás. “Tengo que hacer todo lo que me pidan y más”. Los 2 tuvieron una infancia hosca y con poca ternura o con demasiados halagos y aplausos. Su fijación es la sobreabundancia.

Es el dador. “Si cuido y estoy pendiente de todo el mundo me querrán”; “Según piensen de mí, así soy”. A veces pueden terminar generando dependencias con otros. Cuando están sanos son afectuosos, tiernos y empáticos, pero si el 2 no se siente amado y apreciado hay juicio y enfado.

Eneatipo 3.

Son buscadores de estatus, pragmáticos, imagen de éxito, sobresalientes y ambiciosos.

Centran su atención en conseguir el respeto de los demás. Su principal motivación es distinguirse de los otros sobresaliendo, ratificando su valía, siendo admirados… Su mayor miedo es a fracasar, a ser indignos, a no tener valor aparte de sus logros.

Usan la identificación para fusionar a su verdadero yo con un modelo creando una máscara idealizada que brille y atraiga.

El mensaje inconsciente recibido en la infancia es que no está bien tener sentimientos de identidad que puedan entorpecer seguir el objetivo marcado.

Qué es el eneagrama

Eneatipo 4.

Según el eneagrana este eneatipo su pasión es la envidia, se comparan con los demás y ven lo que les falta. Es la otra cara de la moneda del 2. Pocos 4 se reconocen en la envidia. Siempre ven lo que no tienen y se dicen “es por esto que no encajo”.

Tienen tendencia a la nostalgia por el pasado. Frustración constante que lleva a la melancolía y en casos más extremos a la depresión. Esto también puede llevarlos a la ira. Se niegan a perder su identidad.

No es que no puedan olvidar, es que no quieren. Esto les lleva al sufrimiento y eso les hace sentir especiales. Creen que los demás les tienen que recompensar por su sufrimiento.

 Eneatipo 5 del eneagrama.

Se distancia para evitar la invasión y observar. Su pasión es la avaricia por la retención del conocimiento y el compartir emocionalmente. Es como una tortuga dentro de un caparazón.

Cuando comparten es muy rico, pero lo hacen con cuentagotas. Su fijación es el aislamiento, el despego, la distancia con el exterior…

Cuando están sanos son curiosos, analíticos, con un humor perspicaz, conectan y resumen bien las ideas…

Tienen pereza para experimentar, pero su planificación mental es muy real. Creen que es mejor no necesitar nada o poco. Para no sentirse invadidos es mejor ser autosuficientes. Se sienten seguros entendiendo y comprendiendo las cosas.

Eneatipo 6.

El que quiere seguridad, pero duda y desconfía. Es común que tuvieran un progenitor que les proporcionaba cuidados, pero no era cariñoso o tener un progenitor bastante invasivo que les guiase en exceso.

Su pasión es el miedo. Creen que el mundo está lleno de peligros, de hecho algunos tienen miedo a tener miedo.

Este estado de alerta en el que viven a veces paraliza las emociones, que no puedan conectar con ellas y que se hiperactive la mente. Tienen miedo a cometer errores, a equivocarse.

Dudan mucho y esto les provoca ansiedad. Tienden a buscar la autoridad para que les de seguridad, pero son ambivalentes con ésta. 

Algunos 6 vencen el miedo siguiendo las normas y otros lo afrontan de cara. Son leales y les gustan los grupos.

Eneatipo 7.

El entusiasta que busca estimulación y novedad. Tienen pasión por el placer. Tienen miedo a su interior y buscan en el exterior para rellenarlo.

Les encanta planificar y siempre tienen la agenda llena. Son imaginativos porque en el futuro no hay límites. Cuando lo que se han imaginado no se corresponde con la realidad se frustran.

La clave para no confundirlos con otros eneatipos es que disfrutan más de la idea de hacer algo que haciéndolo. Rechazan todo lo que les produzca dolor.

Muestran una sonrisa, aunque no estén así. Creen que la sociedad no compra a los que están tristes.

 

eneagrama y personalidad

Eneatipo 8.

El que quiere tener el control y el dominio. Suelen sentir que en algún momento de su vida hubo alguien con poder por quien se sintieron humillados y eso les hizo sentirse vulnerables.

Por ello se hicieron una gran coraza.  Su pasión es el exceso, no quieren un poquito de todo. Lo quieren todo. Su fijación es la justicia. La suya. Defienden a los que reamente sufren, pero no a los que se quejan de ello. 

Parecen seguros. Son tajantes y directos. Evitan la dependencia. Sienten que deben ser fuertes.

Eneatipo 9.

Fueron niños que tenían la sensación de tener que apartarse a un lado. Se apartaron tanto que algunos se han acabado anulando.

Son los que quieren estar en paz y tranquilidad. Les cuesta decir que no y a veces incluso se descuidan a sí mismos. Son distraídos y no llevan bien las presiones y el estrés.

El estereotipo es que el 9 no se enfada. Su fijación es la indolencia. La sobre adaptación por resignación. Les cuesta mucho tomar decisiones y las alargan en el tiempo.

A veces se fusionan con el grupo o con la comodidad, dependiendo del subtipo. Su mecanismo es no prestarse atención a sí mismos. Son pacificadores y evitadores de conflictos.

PUEDES LEER TODOS NUESTROS ARTÍCULOS SOBRE LAS DIFERENTES TERAPIAS PSICOLÓGICAS EN LAS QUE TE PUEDES BENEFICIAR

SI TE HA GUSTADO ÉSTE ARTÍCULO, AYÚDANOS Y COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES

Autora: Zinnia Rodríguez

 

Compartidos
Compartir esto
JS para menú plegable móvil Divi