Seleccionar página

Personalidad pasivo agresiva, características y síntomas

fobia y miedos ante coronavirus

La personalidad pasivo agresiva: características  y síntomas

 

 Cómo reconocer la personalidad pasivo agreviva

Todas las personas podemos ejercer la agresividad de un modo pasivo, cuando por ejemplo hacemos una “crítica constructiva” respecto a alguien que está cerca pero si nos dice abiertamente que la crítica le hace daño, disimulamos, “no había intención de dañar, era por su bien”.

Se trata de una forma pasiva de agresividad, indirecta; que tiene la consecuencia para quien la recibe de impedirle que aborde directamente los problemas que puede estar habiendo una relación. Es un modo de mostrar agresividad sin exponerse directamente, escondidos tras la ironía o la negación del malestar de la “víctima”. Esto es la personalidad Pasivo agresiva

fobia-coronavirus

TE PUEDE INTERESAR LEER SOBRE LAS PERSONAS DEPENDIENTES EMOCIONALES

¿Qué es la pasividad-agresión?

La pasividad-agresión es hostilidad no expresada, que aparentemente parece inocua por el contenido o forma del mensaje, pero implica una motivación hostil por agredir, de manera oculta. 

Curiosamente, las personas pasivo-agresivas se sienten víctimas, suelen recriminar a otros de que les acusan sin motivo o les piden cosas exageradas; pues en general emplean la pasividad-agresión porque se sienten en desequilibrio de poder, y en lugar de comunicar asertivamente su oposición, se resisten de manera indirecta.

Por tanto, convierten a sus familiares, parejas, jefes y amigos en supuestos dictadores; ante los que pueden mostrarse sumisos (diciendo que sí a todo lo que les pidan), pero luego se quejan hostilmente o generan estrategias para frustrar sus planes.  En ese sentido, interpretan equivocadamente las relaciones, como una disputa donde ellos son impotentes, por lo que utilizan la agresión pasiva para re-establecer su autoridad.

Exista una situación real o no de lucha de poder, ellos carecen de confianza suficiente para desafiar esa autoridad que perciben en el otro de forma directa, por lo que expresarán su resistencia de manera indirecta. 

Sea o no real la lucha de poder, cuando alguien carece de la confianza para desafiar a la autoridad directamente, expresa su resistencia indirectamente, de modo encubierto. Suspiran profundamente, se enfurruñan y se insinúan de manera ambigua como forma principal de comunicar su queja.

En general, puede ser complicado identificar estas tácticas, ya que en general el mensaje es ambiguo, confuso; pero siempre habrá incongruencia entre lo que se hace y lo que se dice, cómo se hace y lo que se dice; lo que una persona pasiva-agresiva intenta ser y cómo realmente actúa.

TE PUEDE INTERESAR CONOCER SOBRE OTRO TIPO DE PERSONALIDADES: LAS SUMISAS

fobia-coronavirus

¿Cómo identificar a una persona pasivo-agresiva?

La personalidad pasiva agresiva se consideró un trastorno de personalidad, hasta que se sacó de la clasificación diagnóstica por una supuesta disminución de los casos, y pasó a considerarse un tipo de personalidad negativista.

En cualquier caso, sea una patología o no, todas las personas podemos ejercer la agresividad de forma pasiva. Cuando esto sucede, se trata de una reacción a una situación, que puede ser más o menos apropiada. Por ejemplo, podemos actuar de forma pasivo agresiva cuando tenemos miedo a crear conflicto con un amigo porque no queremos confrontarlo, pero sin embargo estamos llenos de ira. O cuando hay una demanda muy fuerte en el trabajo o los estudios, y empezamos a dejar de hacer tareas u “olvidarnos” para que se note que nos exigen demasiado.

En general, esta conducta refleja por un lado la hostilidad y el resentimiento hacia otros que la persona no se atreve a manifestar abiertamente, y por otro lado, la frustración de que no encuentran la gratificación deseada en relaciones donde se muestran sumisos (relaciones de dependencia en las que acaban atacando).

fobia-coronavirus

Una persona pasivo agresiva suele:

  • Deshacerse de su responsabilidad mediante una larga lista de excusas.

  • No cumplir las expectativas de otros aunque parecía que lo estaban haciendo (dicen que sí a un favor pero luego no lo hacen).

  • Tratan de frustrar y bloquear los planes de los demás, especialmente cuando se les pide o sugiere algo.

  • Tienen carácter desafiante e irritable: se quejan con facilidad, a menudo por temas injustificados.

  • Intentan imponer sus ideas de manera indirecta.

  • Son dependientes en sus relaciones, pero de manera hostil. Es decir, se vinculan más íntimamente de lo que reconocen, pero emplean la agresión para lograr autonomía y salir de la sumisión.

  • Tienen una visión negativa del mundo, y de que las personas son malas, que al final acaban cumpliendo por cómo las tratan cuando ejercen la agresión.

  • Poco asertivas.

  • Se frustran con facilidad.

  • Se quejan con  frecuencia de que sus actos no tienen efecto en el mundo, por ello toman una actitud pasiva e indefensa.

fobia-coronavirus

PUEDES SABER TAMBIÉN SOBRE LAS PERSONALIDADES ARROGANTES

¿Cómo ayuda a estas personas pasivas agresivas en la terapia?

La terapia implica el aprendizaje de formas asertivas de comunicación para que puedan expresar abiertamente los temores, deseos, rabia, y en general emociones y pensamientos sobre los otros; sin que ello implique sentirse vulnerables, desprotegidos e indefensos; para no recurrir a la pasivo-agresión.

Para ello, hay que abordar el conflicto entre el miedo a depender de los otros y la rabia por ver limitada su autonomía. Esto implica abordar las emociones que sienten en las relaciones con los demás, donde suelen sentirse dependientes, indefensos, procrastinan, obstaculizan, se irritan con facilidad, se quejan, o incluso destruyen.

Así mismo, implica empoderar a la persona para dejar de percibirse a sí misma en situación de desigualdad de poder, entender que también tiene capacidades para lograr sus propios éxitos y reafirmarse como ser.

 

PUEDES LEER MÁS ARTÍCULOS INTERESANTES DE DIVERSOS TEMAS EN NUESTRO BLOG, ENTRA AQUÍ

SI TE HA GUSTADO ÉSTE ARTÍCULO, COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES
 

Autora: Candela Molina Gutierrez

Compartidos
Compartir esto
JS para menú plegable móvil Divi