Introversión o Extraversión: dos formas de estar en el mundo

EXTRAVERSION VS INTROVERSIÓN. SUS CARACTERÍSTICAS Y DIFERENCIAS

 No son pocas las personas que acuden a consulta pidiendo que les “hagamos” dejar de ser introvertidos, como si esto fuera algún tipo de virus o enfermedad. Esto nos hace a los terapeutas sumergirnos junto al paciente en el interesante mundo de descubrir no solo de dónde viene este rasgo de la personalidad, sino de dónde viene la necesidad de dejar de tenerlo, e intentar responder quizás a la pregunta más importante de todas: ¿realmente es mejor ser extrovertido que introvertido?

PORQUE ESTÁ MEJOR VISTO SER EXTRAVERTIDO

Vivimos en una sociedad que nos hace plantearnos objetivos a veces desmesurados. Tenemos que conseguir lo que otros tienen, al mismo tiempo ser diferentes y únicos. Tenemos que ser guapos, atléticos (hasta hace poco las mujeres extremadamente delgadas, ahora “fitness”), comer sano, ir al gimnasio, vestir bien siguiendo modas al tiempo que debemos ser únicos y genuinos, tener un pelo bonito, no tener granos, tener pareja y un trabajo exitoso, dinero, un coche potente, un ordenador último modelo, el mejor móvil del mercado, andar bien rectos, hablar idiomas, sentirte bien contigo mismo, no tener celulitis, marcar los abdominales, viajar a sitios que nadie vaya pero sin olvidarnos a ir al lugar de moda, un grupo de amigos con quien compartir todo esto, y recordar que debemos hacerlo con una sonrisa en la cara (de dientes blancos y bien colocados), sin estresarnos ni malhumorarnos, pues la tristeza no está aceptada en el mundo que vivimos ¿cómo puedes estar triste si puedes tenerlo todo?.

Por si esto no fuera poco hay que conseguir esto siendo extrovertidos. ¿Con todo esto aún nos parece raro que haya gente que tenga problemas de ansiedad y depresión?

La sociedad nos está imponiendo un ritmo de vida casi inaguantable. Es tal la paradoja que si te vas a plena naturaleza o a un país lejano para desconectar, es fundamental llevar una cámara para luego contar tus experiencias en las redes sociales. Si esto es lo que hay que vivir, entonces la persona que no quiere ser el centro de atención (ni para lo bueno ni para lo malo) lo tiene difícil. Bien es cierto que hay gente que no le interesa el resto de la gente, pero seguramente estos no nos vendrán a las consultas.

Nuestros pacientes, sin embargo, se sientan delante de nosotros diciéndonos que no se sienten bien consigo mismos, que hay algo mal dentro de ellos, algo que no funciona, y que el resto del mundo se da cuenta porque ellos, en un grupo, no son capaces de hablar o ser interesantes, pensando que de este modo se convierten en el centro de atención por ser raros.

Algunos incluso envidian al que no para de hablar, sin cuestionarse jamás que esa persona puede ser simple fachada, o que quizás lo que no está bien es esta sociedad consumista, donde no se aceptan las emociones “displacenteras”, donde lo humano y lo real quedan en un segundo plano. Nos venden que tenemos que ser nosotros mismos, pero más bien el mensaje es: sé tú mismo, pero el tú mismo que nosotros hemos decidido que tienes que ser”. Si no eres así, no encajas.

Y claro, si cumples este prototipo parece que no hay lugar ni tiempo para la infelicidad. Quizás la persona que se siente introvertida, fuera de lo que le han marcado que debe ser, tenga primero que plantearse si la vida de otras personas que vemos en las redes sociales o en alguna cafetería son realmente tan maravillosas como nos quieren hacer ver. La otra cuestión que deben plantearse es si ser introvertido son todo desventajas, o si por el contrario, tienen mucho que ofrecer.
 

SI QUIERES DIFERENCIAR INTROVERSIÓN CON BAJA AUTOESTIMA LEE EL SIGUIENTE ARTÍCULO

 

CARACTERÍSTICAS POSITIVAS DE SER INTROVERTIDO

Como no a todo el mundo le gustan las personas extrovertidas (algunas llegan a cansar un poco, si lo pensamos bien) en este post me gustaría destacar ciertas ventajas que he ido descubriendo junto con los pacientes y que parecen que acompañan al ser introvertido:

Se les da bien escuchar: esta es una característica muy apreciada por el resto del grupo. Las personas que hablan mucho, como los extrovertidos, suelen pecar de no escuchar a las personas que les rodean. Por lo tanto, cuando descubrimos que alguien escucha y se interesa por lo que contamos, se agradece. La otra parte positiva es que el introvertido puede aprender cosas nuevas que le hagan crecer como persona, cosa que los extrovertidos muchas veces, por su necesidad de contar, no podrán hacer.

Buenos consejeros: Algo que he percibido con mis pacientes es que son capaces de observar con atención, ver dónde está el fallo e incluso muchas veces ver el problema desde diferentes ángulos.

Son más introspectivos: por lo tanto se conocen mejor. Suelen ser personas que aprecian el silencio y la soledad, que viven de cerca su mundo interior y saben muchas veces conectar sus emociones con pensamientos gracias a esta capacidad. Esto les permite saber cuáles son sus capacidades y límites, haciendo que se embarquen en proyectos que pueden controlar y conocer. Además pueden tener más capacidad de entender los estados emocionales de otras personas, al tener tanto conocimiento sobre los suyos propios.

Son menos impulsivos: lo que es una ventaja en tareas de organización o que requieran calma. Suelen analizar más las situaciones, ventajas e inconvenientes. Además cuando se embarcan en un proyecto suelen acabarlo y no dejarlo a media, característica más típica de las personas extrovertidas. Esto también hace que al dedicar tiempo y esfuerzo en una tarea, acaben sabiendo mucho sobre el tema en cuestión.

Diferencia entre extraversión e introversión

ARTÍCULO QUE TE PUEDE INTERESAR: PERSONAS POSITIVAS ¿ERES UNA DE ELLAS?

No necesitan tanto el refuerzo externo: muchas veces el extrovertido se aburre o deprime si está solo o no tiene actividades que hacer. El introvertido disfruta de los momentos de soledad y de las actividades individuales, por lo que no son tan dependientes del medio que les rodea para ser felices, lo que también.

Suelen ser más calmados frente a situaciones estresantes: profundamente relacionado con el control de la impulsividad, el introvertido suele llevarse los problemas a su terreno, verlos con calma y buscar la mejor manera de solucionarlos, sin caer en la tentativa de ir probando soluciones infructuosas.

Buenos líderes: acostumbrados a escuchar y no intentar imponer su opinión, el introvertido suele escuchar más a sus subordinados y tener más sensibilidad con sus necesidades, lo que les convierte en líderes que hacen que el grupo participe, reflexione y tome decisiones más meditadas y acertadas.

A parte de todo esto, se debe recordar que muchos grandes personajes de la historia de la humanidad han sido grandes introvertidos: Gandhi, Marc Zuckerberg, Picasso, Bill Gates o Albert Einstein eran personas muy introvertidas que, como todos sabemos, han creado y conseguido grandes cosas. Su capacidad para pensar mucho antes de actuar y hablar han hecho que, cuando lo hacía, deslumbrasen a las personas que tenían alrededor por sus grandes genialidades.

Como veis, no siempre es mejor ser extrovertido. LA INTROVERSION ES IMPORTANTE

Psicóloga Sara Sarmiento
Compartidos
Compartir esto