Seleccionar página

Sistema de la Familia Interna. IFS

IFS. Modelo de la familia interna

Qué es el Modelo IFS: trabajo con las partes de personalidad

La terapia de Sistemas de la Familia Interna (IFS, por sus siglas en inglés: Internal Family Systems) es un reciente modelo terapéutico desarrollado por el psicólogo Richard Schwartz, que abre una perspectiva nueva desde la que nos podemos entender a nosotros mismos.

 

Esta terapia recibe este nombre debido a que entiende que cada individuo está formado por una familia de partes, que interactúan entre ellas y que viven dentro de él, se entienden como divisiones naturales de la personalidad.

A diferencia de otros modelos terapéuticos, el IFS (Sistema de la Familia Interna) no se mueve a través de etiquetas diagnosticas, sino que profundiza en los recursos internos que pueda tener cada uno para resolver sus problemas, aunque puedan estar bloqueados por mecanismos de defensa inconscientes ante experiencias del pasado o del presente.

Los pilares de la IFS. Sistema de la familia Interna:

  • La base de la terapia IFS reside en la compasión, el respeto y la aceptación. Su trabajo consiste en promover una relación armoniosa entre las partes que nos forman.
  • Este modelo terapéutico se basa en la teoría de la multiplicidad de la mente, sustentada a través de terapias neurocognitivas. Consiste en entender estar partes como subpersonalidades completas. Autores como Roberto Assagioli (psiquiatra italiano) o Carl Jung (psicoanalista), avalaban dicha teoría. Este último decía que “existen cosas en la psique que yo no he producido, sino que ellas se han producido a sí mismas y tienen una vida propia… tienen un cierto grado de autonomía, una identidad diferenciada propia”. Hay neurólogos que han reconocido la multiplicidad existente en la mente humana normal y han elaborado sus propias teorías: “estados de la mente” “modos de la mente”. Estaríamos hablando de nuestro niño interior o de nuestra crítica inerna como seres interiores auténticos y diferenciados.
  • En el Sistema de la Familia Interna, las partes se entienden como identidades en sí mismas, con sus propios pensamientos, creencias, motivaciones y recuerdos.
  • Estamos formados por partes y es muy importante saber que hay una de ellas a la que llamamos Self (“Yo”) que tendrá el papel principal en nuestra vida y es aquella desde la que nos vamos a dirigir al resto de partes. Tiene una naturaleza esencial, caracterizada por rasgos como la compasión, la calma, la claridad, la curiosidad y la confianza, que nos ayudará a relacionarnos desde una perspectiva más compasiva y curiosa hacia el resto de partes.

IFS. Modelo de la familia interna
  • A estas alturas podríamos pensar que esta concepción de la multiplicidad de la mente es igual que tener un trastorno múltiple de la personalidad (TID), debido a que estamos hablando de subpersonalidades, pero esto es incorrecto. La terapia IFS (Sistema de la Familia Interna) concibe que todos aquellos que no tengamos este trastorno disociativo, tenemos personalidades internas completas, que se relacionan entre sí de manera armoniosa e integradas. En cambio, las personas que han sido diagnosticadas de TID, debido a la gravedad del suceso traumático, existen partes que están aisladas y polarizadas entre sí, además en muchas ocasiones esto es acompañado de perdida de memoria (amnesia disociativa), por ello, no encontraríamos ni armonía ni integración entre las partes.
  • Por últimos, vamos a destacar que este tipo de terapia muestra que todas nuestras partes tienen una intención positiva respecto a nosotros. Y podrías preguntarte, ¿cómo una parte agresiva puede tener una intención positiva?. Esa parte de ti tiene una función protectora, te está protegiendo de un daño emocional o te está ayudando a sentirte mejor contigo mismo. Cada parte de nosotros nos ayuda a sentirnos bien y a evitar el sufrimiento.
Que es el IFS

¿Cómo funcionan estas partes de las que estamos hablando?

En la terapia de los Sistemas de la Familia Interna, IFS. Cada parte tiene un papel en tu vida, añade cualidades a tu mente y a tus actos. Muchas de ellas asumen papeles sanos y funcionales, asegurándose de que tu vida funciona adecuadamente.

Por ejemplo: podemos tener una parte muy social que nos ayuda a crear vínculos con las personas o una parte muy creativa que te ayuda a destacar en tu trabajo.

Aunque por otro lado, también existen partes que han adquirido papeles más extremos disfuncionales en un intento desesperado de protegernos de otras partes dolorosas.

Por ejemplo: una parte que cuando conectas con la tristeza o angustia aparece para darse atracones y eso hace que se alivie el dolor emocional. También podrían ser los pensamientos obsesivos, la crítica, la exigencia o las autolesiones, etc..

Hay veces que estas partes también te protegen cuando no es necesario, pero esto ocurre porque en algún momento de tu vida sí fueron imprescindibles para sobrevivir emocionalmente y se han mantenido hasta hoy. En ocasiones también tenemos partes que desarrollan un papel sano pero extremo al mismo tiempo, por ejemplo: una parte que organiza tu vida, pero a veces, lo hace de manera muy mecánica y rígida y acaba eliminando la alegría o la flexibilidad.

La IFS (Sistema de la Familia Interna) se centra en aquellas partes que tienen papeles disfuncionales o extremos para poder sanarlas y transfórmalas.

Hablamos de dos grupos de partes:

  • Protectores, que a su vez se dividen en los directivos y los bomberos
  • Exiliados

IFS: Los protectores

En el modelo del Sistema de la familia Interna, la función de los protectores  es protegernos del dolor emocional. Intentarán que siempre estés en una situación segura y no puedas llegar a sentirte herido o con miedo.

Quieren protegerte de todo aquello que pueda dañarte, puesto que a veces el dolor puede ser intenso e inundarnos, por ello, lo intentarán evitar a toda costa.

Algunos de ellos bloquean este daño emocional, por ejemplo a través del alcohol, las compras, la adicción al trabajo o la ansiedad por comer (cuando nos rechazan o critican, salta este protector que va directo al frigorífico y sirve como anestesia emocional).

Otros intentan controlar tu mundo exterior para que no suceda nada que pueda desencadenarlo, como por ejemplo la crítica o el control para hacer de ti un “buen niño” o cuidar de las necesidades de las demás por encima de las tuyas, y otros llevan a cabo ambas estrategias. Todos ellos suelen estar directamente influidos por episodios y relaciones de la infancia.

Modelo de la familia interna

Pero no todos los protectores son iguales, como mencionaba anteriormente, existen dos tipos de protectores:

  • Directivos: aquellos que su misión consiste en anticipar el dolor. Por ejemplo: se despierta una parte exigente, que siente que nunca es suficiente y que tienes que ser la/el mejor en lo que hagas (trabajo, estudios, amigos, deportes, etc.) con la intención de que no llegues a conectar con la sensación de vacío, de fracaso o sentimientos de inferioridad.
  • Bomberos: son aquellos que una vez que hemos llegado a conectar con el dolor aparecen de forma extrema para aliviarlo y calmarnos. Por ejemplo: los atracones, las autolesiones o las adicciones. Tienen en nosotros un efecto ansiolítico.

Los exiliados en los Sistemas de la Familia Interna

Son aquellas partes que llevan la carga emocional dolorosa durante mucho tiempo.

Mientras los protectores intentan evitar que sintamos dolor, los exiliados son aquellas partes que están sufriendo.

Por lo tanto, los protectores nos protegen del contacto constante con estas partes exiliadas que están formadas de dolor, por ejemplo: sentimiento de abandono, humillaciones, juicios, rechazo, maltrato, etc. Muchas veces estas partes exiliadas están atrapadas en el pasado, en uno o varios recuerdos traumáticos o muy dolorosos.

Estos exiliados son partes de ti dañadas en el pasado y que actualmente se activan ante cualquier situación que ellas perciban como amenazantes, pero esto no quiere decir que esa amenaza sea real, simplemente estas partes lo viven como tal.

Por ejemplo: si de pequeños vivimos episodios de bullying y tenemos una parte que se ha sentido humillada y maltratada por sus compañeros, en el momento actual si alguien te critica o te hace una broma metiéndose con algún aspecto tuyo (puede ser físico o mental), seguramente esta parte exiliada se activa haciéndote sentir ese miedo y ese malestar, por ello, se activará algún protector para aliviar ese dolor.

La amenaza no es real, no te están haciendo bullying, pero tu exiliado se ha activado debido a que lo ha vivido como una amenaza.

 

EMDR y ansiedad

Cómo se lleva a cabo la terapia IFS

El objetivo principal de esta terapia es desarrollar una relación compasiva y respetuosa con todas aquellas partes que nos forman desde nuestro Self y para ello es importante en un primer momento aprender a contactar con el Self.

Una vez que podemos conectar con la compasión y la curiosidad, establecemos poco a poco relaciones con aquellos protectores que se activan en tu vida, intentando entenderlos y ver de qué te están protegiendo.

Muchas veces, habrá que invertir mucho tiempo en ello, puesto que a veces, hay que sanar también la relación que hay entre los protectores.

Por ejemplo, podemos tener un protector que se da atracones y otro que siente rechazo hacia este. Además, es importante que todas estas partes puedan tener su espacio para ser escuchadas.

Una vez que el trabajo con los protectores está realizado, pasaremos a trabajar con las partes exiliadas, primero conociéndolas el tiempo que necesiten, teniendo en cuenta que nuestro objetivo será sanarlas y transformarlas, es decir, las ayudaremos a soltar esta carga emocional que las acompaña, a salir del pasado a aquellas que se hayan quedado atrapadas y a darles un nuevo rol en nuestra vida que no nos genere dolor emocional.

Nuestro objetivo final será ayudar a la persona a transformar su mente, a establecer una relación armoniosa en su interior y aprender a identificar aquellas partes que se activan y el porqué de esa activación.

Es un trabajo de introspección, basado en el respeto y la compasión.

PUEDES LEER TODOS NUESTROS ARTÍCULOS SOBRE LAS DIFERENTES TERAPIAS PSICOLÓGICAS EN LAS QUE TE PUEDES BENEFICIAR

SI TE HA GUSTADO ÉSTE ARTÍCULO, AYÚDANOS Y COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES

Autora: Carolina Lejárraga

Compartidos
Compartir esto
JS para menú plegable móvil Divi