Estrategias para manejar emociones

ESTRATEGIAS PARA MANEJAR LAS EMOCIONES

Que tipos de emciones sentimos; Y como podemos llegar a hacernos libres a traves de la gestion correcta de ellas.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son la brújula de nuestra vida, son muy importantes para orientarnos, para obtener información acerca de cómo nos sentimos, acerca de lo que nos está sucediendo, de que es lo que está aconteciendo en cada situación que vivimos y experimentamos.

Sí que es cierto que hay emociones más agradable y otras más desagradables. Se les ha denominado emociones positivas y negativas, algo que da lugar a confusión, represión o rechazo de aquellas emociones denominadas negativas.

Todas las emociones son útiles, son importantes, no son ni buenas ni malas, son necesarias.

Las emociones negativas están relacionadas con una amenaza, una pérdida, con todas aquellas dificultades de la vida. Por el contrario, las positivas se relacionan con el progreso hacia el bienestar.

Todas las emociones se sienten y son reales, se experimentan como sentimientos.

¿Cuáles son las emociones más representativas?

Hay un gran abanico de estados emocionales, pero vamos a ceñirnos a las emociones básica, que serían la felicidad, el amor, la ira, el miedo y a tristeza.

El miedo se manifiesta mediante una sensación de amenaza, peligro o dolor, pudiendo ante ella evitar, enfrentarnos o huir.

La tristeza se asocia a la pérdida, es una sensación de desdicha o infelicidad. Nos permite pedir ayuda.

La ira es un sentimiento de enfado, irritabilidad o indignación cuando se es agraviado u ofendido. La felicidad se manifiesta mediante una sensación de bienestar y satisfacción.

El amor se relaciona con el cariño, la ternura, empatía, confianza, afinidad, respeto, devoción, adoración, enamoramiento, interés. El amor es el mejor camino para llegar a la felicidad, lo que probablemente sea lo que la mayoría de personas desean en la vida.

Nuestro mundo emocional es complejo, no es fácil identificar nuestras emociones, pero cuanto más nos entrenamos más consciente y responsable es nuestra vida para con nosotros mismos y los demás.

¿Cómo manejar nuestras emociones?

Cuando no aceptamos nuestras emociones o nos sentimos amenazados por ellas, lo que se está experimentando en ese momento no es la emoción en sí misma, si no más bien la consecuencia de no poder experimentar dicha emoción. Esto más bien es una reacción defensiva a las emociones que verdaderamente están ahí de manera genuina.

Para vivir nuestras emociones con la mayor libertad posible, es necesario un trabajo de inteligencia emocional, aprender a transitar por nuestras emociones, regularlas, entenderlas, saber estar en ellas cuando son lentas y pesadas, pero al mismo tiempo necesarias.

Existen muchas estrategias para poder manejarlas y aprender de ellas.
Entiende tus emociones: esta es una de las estrategias más difíciles, pues requiere de trabajo personal, de mucho autoconocimiento y conocimiento de lo que es el mundo emocional. Pararnos a entender lo que sentimos lleva un tiempo, preguntarnos qué estamos sintiendo, a base de experiencias vamos adquiriendo práctica para evitar actuar de manera impulsiva y hacerlo de una manera más consciente y templada ante las situaciones complejas.

fobia-coronavirus

APRENDE A MANEJAR LA ANSIEDAD. LÉE EL SIGUIENTE ARTÍCULO

Para ello puedes ir haciendo un listado de las emociones más importantes, clasificarlas, ver en qué momentos las sientes, qué necesitas cuando las sientes y cuáles te resultan más difíciles.
No todos tenemos la misma relación con las emociones, es muy subjetivo y va a depender mucho de nuestra historia y de cómo lo hayamos aprendido.
Haz deporte: Hacer ejercicio nos ayuda a transitar mejor por nuestra emociones, sobre todo aquellas que nos congestionan mucho, como la ansiedad, el estrés. Nos ayuda a liberar muchas tensiones. Puedes practicar deporte en equipo o en solitario, según la necesidad.

Practica meditación: la meditación es un buen recurso para gestionar nuestra emociones, conocernos mejor. Hoy día hay multitud de aplicaciones que nos guían a través del mundo emocional, son una buena combinación entre la psicoeducación emocional y la práctica como tal. Te animo a que descargues alguna y tengas paciencia en la práctica, requiere tiempo adentrarse en la meditación.

Comparte tus emociones: atrévete a compartir tu mundo emocional con los demás desde la responsabilidad. Prueba a decir cada vez que quieras expresar una “yo me siento feliz, yo me siento triste…”. Utilizar la primera persona ayuda a no ponerlo fuera y así cada vez tener un mayor control real interno de lo que nos pasa y sucede. Aunque sea negativo es el camino a encontrar lo que queremos hacer con ello.

Ejemplo: si estas es una relación donde no te estas sintiendo feliz, ya sea de pareja, amistad, familiar, decir a la otra persona me pones triste nos deja sin posibilidad de hacer nada, nos deja esperando que sea la otra persona quien lo cambie y cuando esto no sucede es muy frustrante, puede generar consecuencias más graves a largo plazo.

Sin embargo, si digo “con eso que haces, me siento triste” abrimos la posibilidad de algo más en nosotros. Si quiero dejar de sentirme triste puedo pensar en qué necesito, tomar distancia si la otra persona no se responsabiliza, poner límites, atendernos al fin y al cabo…

Otro ejemplo: cuando sentimos amor por alguien, si no se lo decimos o no se lo compartimos, no nutrimos la relación. El mundo de los afectos mejora nuestra relaciones íntimas, nos une. A veces vivimos los afectos con vergüenza por miedo al rechazo, a que el otro no sienta lo mismo, si te sientes lo suficientemente seguro exprésate, no sólo puedes perder, también ganar.

Trabajo personal: ir a terapia es un buen recurso también para aprender sobre tu mundo emocional, sobre tu historia, tu autoconcepto. En un vínculo de confianza podrás ir identificándolas y adquirir nuevas habilidades y recursos para disfrutar de tus emociones.

Lee sobre emociones: leer sobre emociones, hacer talleres de autoconocimiento también ayuda a ir ampliando nuestra inteligencia emocional.

Creatividad: la pintura, el teatro, el trabajo corporal (expresión corporal), la escritura, tener un diario de emociones, la danza, el canto. Todo ello ayuda mucho a conocernos y transitar nuestras emociones.

Se comprensivo: se comprensivo con los demás, pues están atravesados por la misma coyuntura que tú, tratando de aprender y estar en lo emocional. De nuevo tener paciencia y bajar la exigencia ayuda a que nos podamos comunicar y entender mejor.No todos necesitamos lo mismo ante las emociones.

fobia-coronavirus

Qué es la depresión y cómo superarla

Ejemplo de pareja: tras alguna diferencia viene enfado, una de las partes necesita darse un paseo para despejarse y la otra parte necesita hablarlo. En estos momentos se hace incompatible la necesidad, tratar de negociar es importante para atender la necesidad emocional con los demás, pero para ello debemos informarnos. Después de un paseo hablamos.

No somos responsables de lo que sentimos, pero sí de lo que hacemos con lo que sentimos.

Si crees que lo tratado en este articulo te sucede a ti, no dudes en ponerte en manos de profesionales especializados, para que te acompañen. !!!Llámanos!!!!

TIENES A TU DISPOSICIÓN MAS DE 300 ARTÍCULOS EN NUESTRO BLOG, APRENDE DIDÁCTICAMENTE TEMAS DE PSICOLOGÍA QUE TE INTERESE, ENTRA EN NUESTRO BLOG  

SI TE HA GUSTADO ÉSTE ARTÍCULO, AYÚDANOS Y COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES

Autora: Cristina Pineda
Compartidos
Compartir esto