Centro Cepsim Madrid

Terapia Gestalt: cómo funciona

Terapia Gestalt: cómo funciona

¿QUÉ ES LA TERAPIA GESTALT?

 
La Terapia Gestalt es un tipo de terapia dentro de la Psicología Humanista, donde se concibe al ser humano como un todo, con sus metas y su abanico de necesidades y potencialidades.
En definitiva, se caracteriza por no estar destinada exclusivamente para tratar “enfermedades”, sino a desarrollar el potencial humano con el que contamos.
 
Los principales responsables del desarrollo y la consolidación de la Terapia Gestalt a mediados del siglo XX son Paul Goodman, Isadore From y, especialmente, Fritz Perls y Laura Perls.
 
Es una psicoterapia que se centra en los procesos por encima de los contenidos y en lo subjetivo por encima de lo objetivo. Remarca el papel de las sensaciones subjetivas, “cómo nos ocurre y cómo lo experimentamos” y no tanto “por qué nos ocurre”.
 
Pone énfasis sobre lo que está sucediendo, qué se está pensando y sintiendo en el momento, relacionando esto con situaciones que hemos vivido antes. Se vive y experimenta en el aquí y ahora, no quiere decir que se deje atrás ni de lado la historia pasada de la persona ni su futuro, sino mirar esta historia desde nuestro presente, cómo esos hechos pasados afectan y han influido en nuestro día de hoy. Somos lo que hemos vivido.
 
La Terapia Gestalt también es heredera de la Teoría de Campo de Kurt Lewin, de donde extrae que el organismo (en este caso el individuo) es inseparable, indivisible del entorno, por lo que afecta y es afectado por este.
 
gestalt

Los principios fundamentales de la Terapia Gestalt

 
Como hemos visto, la terapia Gestalt se centra en el aquí y ahora, estar presentes en nuestra vida. Trabajando nuestra manera de pensar el presente estaremos interviniendo sobre nuestras maneras de plantearnos el futuro y sobre el modo en que nos contamos el pasado.

A veces hay una confusión en cuanto al concepto de presente gestáltico, no debe confundirse con un presente hedonista, si no que se refiere a que mi mente y mi cuerpo están en el momento presente, no en lo que voy a hacer después o hice antes, pero no me olvido de mis responsabilidades, me entrego al momento presente, con lo agradable, desagradable o neutro. No tiene que ver con anular el pasado, sino con comprimirlo tanto que en cada acto mío hable toda la sabiduría de mi historia. No tiene que ver con negar el futuro, sino con saber que mis elecciones de hoy están creando ese futuro y debo hacerme responsable de ello.
 
“Habitar el presente es estar entero en cada decisión” (Guillermo Leone)
 
Cuando hacemos Terapia Gestalt, una de las cosas fundamentales y centrales es el “darse cuenta”, terpia gestalttomar conciencia de lo que nos ocurre y cómo nos ocurre. Sólo a partir de este darse cuenta es desde donde podemos detectar nuevas formas de experimentar nuestro presente. Revisar nuestra historia y nuestro pasado nos ayuda a entender nuestro presente.

Seguro que en nuestro pasado, debido al modelo de crianza y al entorno en el que crecimos tuvimos que poner mecanismos en marcha (“ajustes creativos”), para movernos y relacionarnos con nosotros mismos y con nuestro entorno, desde la terapia gestalt tratamos de tomar conciencia de cuáles fueron aquellos ajustes que tanto nos ayudaron en ese momento y que por encontrarnos en circunstancias distintas aquí y ahora ya no nos sirven e incluso nos generan sufrimiento, sólo desde ahí podremos encontrar nuevos ajustes creativos e incluso más sanos para con nosotros mismos y nuestro entorno.
 
Así, tendremos mayor poder de decisión a la hora de cambiar nuestra manera de ver las cosas, mayor conciencia sobre nosotros mismos y lo que nos rodea.
 
Y como ya hemos mencionado, otro de los principios fundamentales de la Terapia Gestalt es la   “responsabilidad”. La toma de conciencia vista anteriormente implica también asumir la responsabilidad y consecuencia, que no culpa, de nuestras acciones. Asumir la propiedad de nuestro lenguaje. No somos responsables de lo que sentimos, pero sí de lo que hacemos o no con lo que sentimos.
 
La Gestalt pone el acento en la responsabilidad personal. Una vez visto y sentido en nuestra vida los conflictos y los problemas, tenemos la libertad de elegir seguir viviendo con ellos o cambiar, o hacer algo con ello. Generalmente, y aunque esto suene paradójico, la solución es más difícil que seguir manteniendo el problema, no obstante en el preciso momento de tomar una decisión, de cualquier tipo, sentimos la fuerza. Tomar decisiones nos da fuerza.
 
Es muy importante ir aportando claridad en nuestras relaciones de adultos, relacionarnos de igual a igual, donde cada uno asuma su responsabilidad con conciencia para con lo que piensa, siente y hace. No responsabilizarnos de lo que no es nuestro.
 
Responsabilizarnos de nosotros mismos nos hace más libres y capaces de dotar de significado nuestras vidas.
 
TE PUEDE INTERESAR CONOCER SOBRE OTRAS TERAPIAS HUMANISTAS

 

POR QUÉ ELEGIR UNA TERAPIA GESTALT

 
La psicoterapia Gestalt nos permite lograr resultados y cambios profundos, conocernos mejor a nosotros mismos, revisar nuestra manera de vincularnos emocionalmente para aprender a establecer vínculos nutritivos con el otro y con el entorno.
 
El objetivo final que busca es que la persona viva en armonía con ella misma y con su entorno, que pueda ir autorregulándose, atendiendo sus necesidades superando los conflictos.
 
Reconocer las necesidades es algo imprescindible para vivir nuestra vida de manera más satisfactoria, plena y saludable. Algunas necesidades se consideran vitales porque sin ellas no sería posible vivir, como por ejemplo comer, beber, respirar. Otras necesidades, aunque no son vitales, son muy importantes para nuestra vida psíquica; como puede ser la necesidad de amor, de autoafirmación, seguridad, utilidad, etc.
 
Si me siento inseguro, siento angustia e inestabilidad, o si no siento afecto y amor, me puedo sentir rechazado y abandonado. Para encontrarnos bien con nosotros mismos y con el resto del mundo es necesario que demos satisfacción a aquellas necesidades más vitales e importantes para nosotros.
 
Es una terapia donde el psicoterapeuta es una figura/vínculo de acompañamiento y apoyo activos en tu darte cuenta, dónde no hay juicios, ni críticas y donde poder explorar y encontrar todo tu potencial.
 
“Sé como tú eres, de manera que puedas ver quién eres y cómo eres. Deja por unos momentos lo que debes hacer y descubre lo que realmente haces” (F. Perls)
 
SI QUIRES PROFUNDIZAR MÁS SOBRE LA TERAPIA GESTALT  TE VA A INTERESAR EL SIGUIENTE ENLACE:
https://www.psicologiamadrid.es/metodo-de-trabajo/psicologos-gestalt-madrid.html

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO COMPARTELO EEN TUS REDES SOCIALES
Autora: Cristina Pineda

Comentarios

Nuevo
Comentario Autor
Fecha