ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent
Centro Cepsim Madrid

¿Qué es la demencia? ¿Cuándo se puede empezar a sufrirla?: tipos y causas

¿Qué es la demencia? ¿Cuándo se puede empezar a sufrirla?: tipos y causas

La demencia. Cuándo se puede aparecer: tipos y causas

Claves para comprenderlas y prevenirlas

Cuidados para quienes cuidan
 

Normalmente, identificamos las demencias con la edad y el envejecimiento como causa, y el deterioro cognitivo como síntoma fundamental de las demencias. Reconocemos las dificultades para mantener la atención y la concentración, para recordar cosas, las pérdidas en el vocabulario, en la capacidad para orientarse... Pero los cambios son mayores y más profundos. Afectan también al estado de ánimo y el comportamiento: a la personalidad en su conjunto. Y no solamente no están en exclusiva relacionados con la edad, sino que, además, la edad no causa indefectiblemente demencia. Por suerte.

 

Causa y tipos de demencias.
 

El cerebro puede sufrir cambios por diversas causas: lesiones, envejecimiento, infecciones, carencias en determinadas hormonas... que dan lugar a cambios en su funcionamiento y afectan a las áreas mencionadas. Unas demencias pueden ser reversibles, como aquellas que están relacionadas con el consumo de alcohol y drogas, tumores o traumatismos, que constituyen aproximadamente el 20% de los casos; y otras demencias, lamentablemente, no tienen un tratamiento aún que las corrija o revierta, como las causadas por enfermedades neurológicas degenerativas, que constituyen el grueso de los casos de demencia.
tipos - demenciasDentro de estas últimas demencias, está la conocida enfermedad de Alzheimer, que además es la más frecuente.

Cuando los cambios afectan sobre todo a la corteza del cerebro, la sintomatología estará más relacionada con dificultades en la memoria y el lenguaje. Cuando está afectada sobre todo la parte subcortical del cerebro, son característicos los síntomas anímicos y la lentitud del pensamiento. Por otro lado, son muy comunes las formas mixtas.

Por lo tanto, resulta imprescindible ponerse en manos de profesionales cuando tengamos la mínima indicación de que pueden estar alteradas estas funciones. No debemos asumir por defecto que la edad los explica y que no hay nada que hacer.

 



Que hacer para poder prevenirlas.

 

Para prevenir algún tipo de demencias, también tenemos mucho potencial de acción: dieta rica y variada, actividad física moderada, contacto social y desafíos intelectuales, se han demostrado los mejores aliados de una mente despierta y ágil, saludable y equilibrada. Como ves, nada nuevo bajo el sol, solo pautas de sentido común, poco exigentes, generales: un estilo de vida que da vida a todo el cuerpo, no solo al cerebro, sino a la persona completa en todas sus dimensiones: física, psíquica, emocional, social, intelectual...
 

prevenir-demencias

Como podemos cuidarnos, cuando estamos cuidando.

 

El autocuidado también es clave para las personas que cuidan de aquel que sufre demencia. Nadie puede dar lo que no tiene, de forma que es prescriptivo en estos casos cuidar las reservas de ánimo, el descanso, la alimentación, la actividad física, etc. Solo si nos cuidamos podremos cuidar a otros. Debemos prestar especial atención al desarrollo de habilidades de gestión emocional, pues el estrés es causa también de patologías graves en la salud además de afectar al bienestar subjetivamente percibido.

En esta dirección se pusieron en marcha hace tiempo en distintas organizaciones, públicas y privadas, iniciativas de acompañamiento a las personas cuidadoras. Programas autonómicos que incluyen asistencia socio-sanitaria, ayudas económicas a la dependencia y grupos de autoapoyo, en los que se ayuda a comprender el curso y desarrollo de las distintas demencias.

 

cuidador- personas- demencia


Enseñar estrategias de cuidado y autocuidado físico y psicológico, constituir un entorno de seguridad y confianza en el que poder compartir la dura experiencia de acompañar a nuestros seres queridos, en esta terrible situación de incapacidad, la impotencia y el sufrimiento, la pena y la frustración, es la clave fundamental para poder desarrollar con dignidad, la digna (pero invisible) tarea del cuidado a otros.


Cepsim tienen como objetivo procurar el bienestar de las personas y mejorar su calidad de vida, brindando herramientas que les permitan afrontar los conflictos de forma constructiva y para establecer una relación más saludable con el mundo que nos rodea. 

SI DESPUÉS DE LEER ESTE ARTÍCULO, IDENTIFICAS ALGO DE LO TRATADO EN ÉL, CONTACTA CON NOSOTR@S!!!!

TIENES A TU DISPOSICIÓN MAS DE 300 ARTÍCULOS EN NUESTRO BLOG, APRENDE DIDÁCTICAMENTE TEMAS DE PSICOLOGÍA QUE TE INTERESE, ENTRA EN NUESTRO BLOG       

SI TE HA GUSTADO ÉSTE ARTÍCULO, AYÚDANOS Y COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES
 
 

Autor: Elsa Garcia

Comentarios

Nuevo
Comentario Autor
Fecha