ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent
Centro Cepsim Madrid

Musicoterapia: la magia de la música en la regulación emocional

Musicoterapia: la magia de la música en la regulación emocional

Musicoterapia: La magia de la música para regular las emociones

 

Pero es un hecho irrefutable que la música me ha salvado la vida de una forma literal
y creo que también la de un montón de personas más. Ofrece compañía cuando no la
hay, comprensión cuando reina el desconcierto, consuelo cuando se siente angustia, y
energía pura y sin contaminar cuando lo que queda es una cáscara vacía de
destrucción y agotamiento”.
James Rhodes.

Qué es la musicoterapia

La música es un componente universal de la experiencia humana. Actualmente se estudia el papel de la experiencia de crear música en grupo como una ventaja evolutiva. Parece que podría tener que ver con el éxito reproductor y con la supervivencia, pues funciona como un mecanismo de comunicación, construcción de cohesión grupal y cooperación con otros.

En la década de los 90 surgió un fenómeno denominado “Efecto Mozart”. Se vinculaba la escucha de música con la mejora de las habilidades cognitivas. Se popularizó la idea de que los niños que escuchasen música de Mozart serían más listos. Sin embargo, parece que la música está más relacionada con la regulación emocional que con el desarrollo de habilidades exclusivamente cognitivas, como indica la musicoterapia.

 

musicoterapia

Te enseñamos otra técnica muy importante para la regulación emocional: la ventilación emocional



La regulación emocional en la musicoterapia

Las emociones son fundamentales para nuestra supervivencia. Sentir miedo y enfado nos permite defendernos o huir ante el peligro. Mostrar alegría favorece la interacción social, fundamental para nuestro bienestar. Sentir curiosidad por lo que nos rodea nos permite aprender.

Pero tan importante como las emociones, es la forma en la que las regulamos. Debe haber un equilibrio entre el autocontrol y la desregulación. Por ejemplo, no parece que sea útil sentir tanto miedo que nos paralizásemos o seguir sintiéndolo a pesar de que el peligro ya no esté.

La musicoterapia nos enseña que mantener este equilibrio emocional es necesario ser capaz de:

  • Reconocer las emociones en uno mismo y en los demás.

  • Sentir que dichas emociones son legítimas.

  • Experimentar las emociones sin que nos desborden o pasen desapercibidas.

  • Autogenerar emociones positivas.

Además de estas cuatro habilidades, luego hay un gran abanico de estrategias específicas que se pueden poner en marcha para regular las emociones. Todas las estrategias son útiles según las circunstancias. Por lo tanto, la clave para tener una regulación emocional adecuada es la flexibilidad. Tener un abanico amplio de estrategias que se usen según las circunstancias.

La habilidad para regular las emociones comienza a adquirirse durante los primeros años de vida, a través de la relación con nuestros cuidadores. De bebés son nuestros cuidadores los que regulan nuestras emociones. Esperamos que refuercen nuestros estados emocionales positivos y atenúen los negativos. Esta experiencia queda codificada en la memoria procedimental y emocional y se internaliza. Aprendemos a regular nuestras emociones a partir de la regulación emocional que nuestros cuidadores nos hayan proporcionado.
 

musicoterapia

TE CONTAMOS COMO INFLUYEN LAS EMOCIONES EN LA SALUD Y EN NUESTRO CUERPO
APRENDE A REGULAR LAS EMOCIONES

 

Desarrollo emocional en los niños y musicoterapia


El bebé inicia parte de su aprendizaje en la regulación emocional a través de la música. Ya que, al principio de la vida es un vehículo de comunicación entre los cuidadores y el bebé. Cuando los cuidadores se refieren a sus bebés cambian su voz y en realidad no les hablan, les cantan. Cuando hablamos, nuestra voz tiene cierto ritmo y tono, que transmite cómo nos sentimos, nuestras intenciones o nuestros deseos. Es a través de esta comunicación musical como los cuidadores comienzan a regular la emoción del bebé, como nos enseña la musicoterapia.

Un estudio realizado en 2012 mostró que la selección de la música que escuchamos es congruente con la emoción presente. Pero lo más interesante de este estudio es que revela que esta música también regula dicha emoción. Es decir, la música no sólo puede ser un vehículo para el aprendizaje de la regulación emocional, sino que, en el presente, parece que podría ser también un instrumento que facilita la regulación emocional.

El blues es un ejemplo de todo esto. Nace en el delta del Misisipi como un género musical propio de los afroamericanos. Surge como una forma de lidiar con el dolor de la situación de esclavitud y las duras condiciones en las que vivían. Esta música convierte información muy dolorosa e incluso traumática en algo accesible, consciente y de la que se puede hablar sin desregularse y compartir con otros. Y esta es la magia de la música.

Uno de los temas más conocidos del blues es The thrill is gone, compuesta por Roy Hawkins en 1951 y popularizada por B.B.King en 1969. B.B. King nace en Misisipi en 1925 en una cabaña de una plantación de algodón en la que trabajaban sus padres. A los 5 años sus padres se separan y al no disponer su madre de medios para cuidarle, es cuidado por su abuela. 4 años después, con 9, su madre fallece. Su primer contacto con la música es a través del góspel que cantaban en la iglesia a la que acudía. Os invito a escuchar The thrill is gone para apreciar cómo el tema y su intérprete hacen la magia de convertir el dolor en algo extraordinario.

 “La música puede dar nombre a lo innombrable y comunicar lo desconocido”.
Leonard Bernstein

 

Si quieres quieres hacer terapia con una especialista en musicoterapia contacta con nuestro centro
 

TIENES A TU DISPOSICIÓN MAS DE 300 ARTÍCULOS EN NUESTRO BLOG, APRENDE DIDÁCTICAMENTE TEMAS DE PSICOLOGÍA QUE TE INTERESE, ENTRA EN NUESTRO BLOG       

SI TE HA GUSTADO ÉSTE ARTÍCULO, AYÚDANOS Y COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES


Autora. Ana de la Mata

Comentarios

Nuevo
Comentario Autor
Fecha