Centro Cepsim Madrid

Como plantear objetivos para el año nuevo y cumplirlos

Como plantear objetivos para el año nuevo y cumplirlos

Claves para cumplir los objetivos del 2020

 
Todos y todas nos planteamos objetivos que nos harán ser mejores personas, estar más sanos o quizás cumplir mejor con “la moda del momento”. Año tras año la misma cantinela: que si dejo de fumar, que si hago deporte, que si aprendo inglés… Pero por muy seguro y convencido que estés de que el nuevo año es el definitivo, lo que suele pasar es que los deseos de este año se acaban convirtiendo en los  propósitos del próximo, porque siempre es lo mismo y al final nada se cumple. ¿En qué fallo? ¿Por qué no soy capaz de conseguir lo que yo mismo me propongo?

Si eres de los que hace una larga lista de objetivos que luego se quedan en buenas intenciones sin realizar, este artículo te interesa.
 

Consejos para cumplir tus objetivos este 2020:

  •  Elige tus objetivos de acuerdo a tus deseos y gustos genuinos:  en años pasados la moda era la zumba o el crossfit, ahora parece que a todos les ha dado por la bici y correr. Año tras año la sociedad nos va sugiriendo cuáles tienen que ser nuestras aficiones, objetivos e intereses y claro, si lo único que queremos es seguir la moda, difícilmente conseguiremos mantener la voluntad en nuestros proyectos. Tenemos que parar un momento y hacernos unas sencillas (y a la vez complicadas) preguntas: “¿qué me hace a mí feliz?”, “¿Qué tipo de persona quiero ser?”, “¿Cuáles son mis deseos si nadie pudiera verme?”. Solo cuando encuentres qué es lo que te llena, podrás llevarlo a cabo. Correr un maratón puede ser divertidísimo si está dentro de las cosas que genuinamente quieres hacer, pero hacerlo para la foto de Instagram puede ser un auténtico infierno. Valórate y valora tu individualidad, tus ideas son buenas si te satisfacen independientemente de si las redes sociales están o no de acuerdo. Si encuentras las cosas que son parte de ti, seguro que serán más fáciles de llevar a buen puerto.
 
objetivos 2018
  • Descarta cosas: tendemos a hacer largas listas de objetivos, pensando que el año tiene muchas horas y días y que nos va a dar tiempo a todo. Este es el primer gran error. NO PODEMOS CON TODO. A parte de nuestros objetivos, también tenemos que trabajar, relacionarnos con otras personas, comer, etc. Si tu plan es algo así: “voy a estudiar inglés una hora diaria, ir al gimnasio todos los días dos horas, escribir un libro, cocinar para llevarme siempre el tupper al trabajo con algo saludable, aprender a tocar la guitarra, ser el número uno en el trabajo …” o algo como: “Me levanto a las 6, voy al gimnasio, llevo a los niños al cole, trabajo más de 8 horas, salgo con mis amigos y aún tengo tiempo para acciones humanitarias, viajar y estar guapo/a” es probable que acabes fracasando. Este prototipo de vida todoterreno suele generar ansiedad y tristeza. Si pretendes seguir dicho modelo, lo más seguro es que acabes en una consulta de psicología. “No llego a todo”, “estoy todo el día corriendo”, “he perdido mi camino, no sé quién soy”, “no consigo mis objetivos”.  Para, respira, piensa. Ponte sólo objetivos realistas de acuerdo al tiempo que tienes (al real, no al imaginario). Descarta cosas, piensa que es mejor y más satisfactorio tener dos objetivos y cumplirlos, que 10 y no conseguir ninguno (lo que te generará frustración y enfado contigo mismo).
  • Prioriza: Buscar la perfección no suele funcionar. Escoge el ámbito más importante para ti y apuesta por eso: los hijos, el trabajo, el cuerpo, la salud, las relaciones personales, la formación, etc. No quiere decir que por escoger uno debas renunciar a todos los demás, pero nuestras fuerzas y nuestro tiempo son limitados y no podemos abarcarlo todo. Entonces decide si ser muy bueno en algo (escoge pocos objetivos) o hacer diferentes cosas sin tener que destacar. Cualquiera de las dos opciones es válida, siempre que sea una decisión propia. Y recuerda que hay varios caminos para llegar al mismo objetivo.alcanzar tus objetivos 2018
  • Ve poco a poco: Si vas a empezar un hábito de cero, necesitas hacerlo poco a poco, desde el cariño y el respeto hacia ti mismo. Decirte que estás gordo y que debes empezar una dieta, o querer empezarla de forma radical el día 8 de enero, lo más probable es que acabe en fracaso, con mucha frustración y con malas palabras hacia ti mismo. Escribe tus objetivos y divídelos en sub-objetivos más pequeños, pasos que te harán llegar a ese nuevo estilo de vida que buscas. Recuérdate que los cambios son a largo plazo (un plan para saber comer bien toda tu vida siempre es mejor que una dieta restrictiva que te haga pasar hambre). Ir poco a poco, sin prisa pero sin pausa, es la única forma de conseguirlo.
  • alcanzar objetivos 2018La meta debe estar bajo tu control, ser precisa y bien organizada: el problema es que muchas veces nos ponemos metas que no dependen de nosotros, no las precisamos adecuadamente, o queremos conseguirla de cualquier manera.  Un ejemplo:
    • Meta: “quiero una pareja”
    • Lugar de búsqueda: “bares, discotecas, quizás en gimnasio… donde aparezca”
    • El error: querer correr mucho cuando alguien “nos gusta”, formando vínculos muy rápido sin conocer al otro, desde la idealización.
Si te interesa conseguir tus objetivos, también te interesará esta reflexión de que es la felicidad

En lugar de esto, que puede ser difícil porque depende de gustarle a la otra persona, es más ajustado y está más dentro de nuestro control el siguiente objetivo: “voy a apuntarme a grupos donde pueda conocer gente interesante para mí.” Si no te gusta salir de fiesta, encontrar tu pareja en un bar quizás no sea lo más adecuado. Busca grupos donde ampliar tus amistades, sin obsesionarte con el amor, sino escogerás a gente que no te conviene.
 
tus objetivos 2018

Otro ejemplos:
  • Meta: “quiero tener abdominales” es más ajustado “voy a hacer deporte semanalmente”
  • Meta: “aprender inglés” es más ajustado “voy a la academia los jueves en esas dos horas libres que tengo”.
Te proporcionamos en este artículo 13 claves para que seas más feliz en el 2020


Más claves para lograr tus objetivos para el 2020

  • Une tus nuevos objetivos a algo que te guste: Es lo que es psicología conocemos como “reforzamiento positivo”. Si consigues un objetivo, te premias con algo que te agrade. Lo más eficaz es darte un reforzador justo después de realizar la conducta que quieres conseguir (nunca antes). Pensemos cómo funciona esto: Si quiero conseguir perder unos kilos, lo más probable es que me obsesione con hacerlo rápido y muy seguramente, al ver que no consigo resultados inmediatos, lo deje y coma chocolate, que me encanta y que en ese momento es más satisfactorio. El cerebro humano prefiere una pequeña recompensa inmediata que una gran recompensa por la que debe esperar, y de ahí que sea tan difícil llevar a cabo muchos de nuestros propósitos. Por eso, si tu objetivo es a largo plazo, debes ponerte “pequeñas recompensas” (los reforzadores) que premien cada paso, de modo que poco a poco te vayas acercando al objetivo final. como conseguir tus objetivos
  • Para no caer en la tentación, huye de ella y busca una alternativa: si quieres dejar de fumar no se trata de ponerte una cajetilla delante y aguantar como un espartano sin probar ninguno. Lo mejor es no tener cigarrillos en casa y no estar con personas que fumen, es decir, no tener la tentación cerca y algo importante: tener una actividad alternativa e incompatible con el fumar. Igual con la comida: si no compras productos que engorden al hacer la compra, es más fácil que no los consumas. Y si además te rodeas de gente que come sano y va regularmente al gimnasio, pues mejor que mejor. Y esto es aplicable a cualquier cosa que quieras modificar.
  •  Un fallo no es el fin de tu proyecto: tienes que contar de antemano que este nuevo objetivo va a tener momentos buenos y malos. Es decir, habrá días que “falles”, que no consigas llevar a cabo la rutina que tú mismo te has propuesto (comerás una hamburguesa, no escribirás en tu blog aunque sea el día de hacerlo, no irás al gimnasio…), pero esto es solo un tropiezo. Si un niño que aprende a andar en bicicleta se cae, a ninguno de nosotros se nos ocurre decirle que no sabe ni puede hacerlo. No ha perdido la capacidad de andar en bici, solo se ha caído. Entonces, ¿por qué no somos capaces de ser así de comprensivos con nosotros? Si un día no cumples tu meta, recuerda que el camino es largo, que no quiere decir que debas rendirte ni que hayas fracasado. Descansa, cambia la rutina ese día, y vuelve a la carga. Roma no se construyó en un día…
  • A planificar: Ahora que ya sabes cuáles son tu objetivos genuinos y el tiempo que tienes para hacerlo, defínelos de manera clara. Boli y calendario o agenda en mano, escribe cómo, cuándo y dónde vas a cumplir tus propósitos de 2018. Hazte preguntas del tipo: ¿Qué cosas necesito? ¿Tengo el dinero suficiente? ¿A qué cosas voy a renunciar por esto? ¿Qué gano a cambio? ¿Alguien me puede acompañar para motivarnos más? Y cuando por fin lo tengas bien definido ya solo te queda ir a por ello.
 También puede interesarte las claves que te proporcionamos para ser más feliz este 2020

Suerte y Feliz Año Nuevo.

Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales

 
 Autora Sara Sarmiento

Comentarios

Nuevo
Comentario Autor
Fecha