Centro Cepsim Madrid

Hombres maltratadores: descubre e identifica sus rasgos y características

Hombres maltratadores: descubre e identifica sus rasgos y características

Descubre los rasgos para identificar al maltratador de la violencia de género: cómo piensan, sienten y actúan

 


Este artículo es la segunda parte del texto publicado en este blog: Maltratadores que ejercen violencia de género y describe la experiencia desarrollada por los psicólogos de Madrid Cepsim
 
Ahora agregaremos los otros dos grupos de aspectos que nos faltaban describir: el área emocional e interaccional

 

C. Características de los hombres maltratadores: Aspectos emocionales

 
Falta de empatía: la persona sólo observa su punto de vista sin ponerse en el lugar del otro, no puede comprender ni entender lo que su pareja siente y piensa.

Son generalmente pocos empáticos en todos los ámbitos, pero siempre en su casa y con su pareja, a veces pueden percibir que un compañero de trabajo se enoje con ellos y que discutan, pero no pueden entender que su mujer no esté de acuerdo con él.
 
Baja autoestima: es una de las características centrales del hombre maltratador porque necesitan de una mujer que cubra sus falencias y así negar su baja autoestima, ocupando un lugar de superioridad en la relación.
 
Restricción emocional y racionalización de los sentimientos: la restricción en la expresión de las emociones es una característica de la cultura machista, el hombre debe reprimirlas y autocontrolarlas, no puede exteriorizar  el dolor, el temor y la tristeza. Este rasgo cultural es asumido rígidamente por el hombre que maltrata. La persona no expresa ni habla de sus emociones, racionaliza todos los afectos y por ello, acumula sus sensaciones negativas hasta que explota en un acto de violencia.
 
hombres maltratadoresDependecia/Inseguridad:
ante la baja autoestima y su inseguridad interna, el hombre que maltrata tiene una profunda dependencia afectiva, no soporta estar solo, necesita a la mujer como si fuera parte de sí mismo. Las relaciones de pareja las establece de forma posesiva y busca controlar todos los actos que ella realiza, necesita saber adonde va y con quien está.
 
 
Celos: este rasgo está presente en casi todas las personas maltratadoras, ante cualquier señal -la mujer llega 5 minutos más tarde a casa, la ve hablando con alguien, etc.- despierta sus celos y su conducta controladora. Muchos hombres se vuelven totalmente obsesivos y posesivos, reforzados por la permanente rumiación. La inseguridad y la baja autoestima aumentan la idea permanente de ser engañados:
 
“Yo creo que mis dos hijas mayores no son mías, ella era alcohólica y ya se sabe que para tomar se hace cualquier cosa……En la última discusión se lo dije”.
 
“Las mujeres son ladinas, yo sé que ella tiene algo con alguien, el otro día salí antes del trabajo, tenía un presentimiento, no la encontré en casa, pero la ví en la carnicería, ellos estaban hablando y ella sonreía, cuando me vio se calló y se puso nerviosa. No me lo confesó, pero yo se que estaba coqueteando”.
 

En este relato puede observarse la inseguridad de la persona, él va a ser engañado, ha pasado la mañana rumiando ese pensamiento y salió del trabajo para comprobar lo que estaba pensando y cada dato lo analiza desde esta idea. No puede ponerse en el lugar del otro (falta de empatía), su mujer sí se puso nerviosa cuando lo vio, no porque estuviera coqueteando, sino porque siempre le hace problemas cuando habla con un hombre y sabía que se iba a alterar.
 
Baja tolerancia a la frustración: en especial con sus parejas, las frustraciones de la vida cotidiana las descarga con ella. Estas personas necesitan satisfacer sus necesidades y carencias sin tener en cuenta al otro, cualquier negativa a sus requerimientos los frustra. La sensación de no sentirse respetado por ejemplo, por su jefe, lo transferirá a su pareja “Ella no me respeta”.
 
“Estoy todo el día trabajando para ella y no es capaz de tenerme la comida preparada, yo llego cansado y tengo que cuidar de los niños, no tengo descanso, ella va a su aire, no sabe lo que es ganarse la vida”. Luego de un tiempo de tratamiento esta persona comienza a reconocer que al llegar a su casa necesitaba descargarse con alguien: “Venía con mal humor y todo en casa me irritaba, buscaba un pretexto para descargarme, no sé por qué lo hago con ella; incluso me ha dicho que lo primero que veía cuando llegaba a casa era mi cara, si venía mal humorado trataba de esconderse y no hablar, porque sabía que iba a por ella...yo no me daba cuenta.....”.
 
Puedes leer nuestros artículos sobre terapia Humanista, cogitiva, EMDR y Gestalt para personas agresivas.

D. Características de los hombres maltratadores: Aspectos interaccionales:


 violencia de generoAislamiento: la persona que agrede tiene dificultad o imposibilidad de mantener un contacto afectivo e íntimo, aunque exprese tener relaciones con mucha gente, éstas son superficiales, el aislamiento es emocional, aunque también esta incapacidad lleve aparejada un aislamiento social.
 
A medida que el círculo de la violencia se va cerrando, el hombre se va aislado junto con su familia. Porque también busca que su mujer mantenga pocos contactos sociales, va cortando sus redes de apoyo.
 
Conductas controladoras y manipuladoras: el agresor busca manipular y dominar a su víctima de todas las formas posibles, cuando el hombre siente que pierde ese control surge la agresión física. La violencia emocional es utilizada para neutralizar cualquier iniciativa de la mujer, es descalificada, menospreciada, se le niega cualquier intento de autonomía, se la amenaza y se destruye la confianza en sí misma con el fin de dominarla.
 
Cuando esto no tiene el efecto deseado, aumenta su control, la vigila permanentemente, le prohíbe salir o la acompaña a todos los sitios, manipula a los hijos y/o la golpea, etc., intenta por todos los medios que la mujer se convierta en su posesión. Aunque justifican esta actitud aduciendo que deben ver qué hacen ellas, porque seguro que no pueden realizar nada bien.
 
Necesito saber qué hace, no porque quiera controlarla, es que ella hace las cosas mal, no sabe comportarse, siempre tengo que decirle cómo hablar y comportarse, inclusive en lo más mínimo, tengo que preocuparme de lo que gasta, porque si no compra cosas innecesarias. Pero no aprende, hace 10 años que le explico cómo debe preparar la mesa, pero ella lo hace a su manera, creo que me lo hace a propósito, para cabrearme”.
 
Inhabilidad para resolver conflictos de forma no violenta en el hogar: Estas personas tienen la fantasía de que el conflicto no deber existir en la relación. Los problemas los vuelven inseguros y se irritan, no tienen término intermedio, no pueden sentir el estado de enojo, sino que instantáneamente expresan la ira ante el conflicto.
 

hombres agresivosEscasas habilidades de comunicación: tienen gran dificultad para expresar los pensamientos y las emociones., esto esta relacionada a la inhabilidad para resolver conflictos de forma no violenta.
 
 Escasa asertividad: es obvio que con las características anteriormente mencionadas, los agresores no suelen ser personas asertivas, su modos de enfrentar las situaciones es evitando -sobre todo en el espacio público- o agrediendo –en el ámbito familiar-.
 
Hemos descrito en estos dos artículos todas las características que puedes encontrar en un hombre maltratador que ejerce violencia de género. El primer artículo lo encuentras aquí.

reralizamos ratamientos a personas que ejercen violencia tanto de manera presencial como terapia online

Puedes leer sobre el tratamiento a hombres maltratadores que proponemos y el tratamiento del control de la ira,

Autores: Andrés Quinteros y Pablo Carbajosa

Comentarios

Nuevo
Comentario Autor
Fecha