Centro Cepsim Madrid

Las fobias y miedos más comunes ante el Covid-19 y el desconfinamiento

Las fobias y miedos más comunes ante el Covid-19 y el desconfinamiento

Los miedos y fobias más comunes tras el confinamiento y el covid-19

Efectos psicológicos a corto, medio y largo plazo del coronavirus y el confinamiento


El confinamiento y los cambios en la sociedad que ha generado la crisis del covid 19 podrán tener efecto a corto, medio y largo plazo. Los efectos a corto plazo aparecieron las primeras semanas: shock, personas yendo a comprar compulsivamente, ansiedad, sensación de irrealidad, hiper alerta, preocupaciones excesivas por cómo va a cambiar el mundo, preocupación por los seres queridos; entre otros.

Paulatinamente nos hemos ajustado a los cambios en nuestra forma de vida, algunas personas han sido víctimas directas de la enfermedad o familiares de estas, otras han podido vivir la crisis en primer plano como los sanitarios y fuerzas del orden; siendo los colectivos más vulnerables. Actualmente, el efecto psicológico que se está produciendo en esta fase se conoce como “síndrome de la cabaña”, una forma de llamar a la experiencia de no querer salir a la calle una vez está permitido en las zonas y horarios correspondientes.

Este síndrome se ha dado en personas encarceladas, hospitalizaciones largas o que han vivido periodos de confinamiento. Es normal sentir miedo, angustia e inseguridad ante un entorno social incierto como es el actual, y miedo al contagio en la medida en que ese riesgo todavía existe; y estamos aprendiendo a convivir con los cambios. Por tanto, este síndrome puede ser para la mayoría una fase más de esta crisis, a la que nos iremos adaptando, y sólo algunas personas quedarán más sensibilizadas. Es importante que esas personas entiendan que el miedo se vence exponiéndose a él, y aconsejamos que hagan pequeñas salidas a su ritmo, cortas, donde puedan ir ganando seguridad.

 

 

fobia y coronavirus
 

TE PUEDE INTERESAR SABER SOBRE LAS FOBIAS ESPECÍFICAS, QUÉ SON Y CÓMO SE TRATAN


Por otro lado, los efectos a medio o largo plazo del confinamiento y el covid-19 no son fáciles de determinar. La psicología estudia los fenómenos a posteriori, y aunque hay estudios pioneros que se encargan de ir midiendo los efectos en la salud mental de la población, todavía no se pueden arrojar conclusiones. Resulta catastrofista afirmar que vaya a dejar una huella profunda, lo profundo o no de esa huella dependerá de los recursos que tengamos para afrontarlo: nuestros recursos de supervivencia y la resiliencia individual y comunitaria.

La resiliencia también es un fenómeno colectivo y social, y en la medida en que las heridas que va dejando el confinamiento en las personas sean psicológicamente atendidas, la huella será menor, será una experiencia dentro de la amalgama de situaciones dolorosas que vivimos los seres humanos. Todas las situaciones de crisis nos han enseñado que el apoyo social es una variable que merma el impacto psicológico de los daños a las víctimas, así como los recursos comunitarios ayudan en la reconstrucción de la vida y la recuperación de la sociedad.


¿Puede el confinamiento motivar la aparición de trastornos latentes como fobias y miedos?

El confinamiento suele ser una experiencia desagradable para la mayoría por lo que implica un aislamiento obligatorio y la ruptura con nuestra rutina tal y como la conocíamos. Esta experiencia nos afectará a todos, pero eso no quiere decir que esto suceda de un modo catastrófico.

fobia ante el desconfinamiento y coronavirusHay personas que están desarrollando proyectos creativos, otras afianzando la relación con sus seres queridos, deshaciéndose de relaciones tóxicas, encontrando nuevos sentidos a la vida, etc. Sólo algunas personas experimentarán más ansiedad, especialmente aquellas con vulnerabilidad previa. También podría desarrollarse depresión en la medida en que no se construyó una rutina donde existan gratificaciones o se acaban proyectos y trabajos que nos hacían sentir bien con nosotros mismos.

Es importante atender a la posibilidad de estrés post traumático y burn out en sanitarios y  las fuerzas del orden que están en primera línea de la pandemia. Además, también a las personas vulnerables que conviven con agresores o en entornos violentos; y las personas que estén pasando por un duelo. Finalmente, es frecuente síntomas de hipocondría y del trastorno obsesivo compulsivo, pero no es momento para diagnosticarlos masivamente porque la amenaza del covid todavía no ha desaparecido.

En la clínica hemos visto cómo los síntomas de ansiedad de personas ya diagnosticadas no empeoraban en unos casos, mientras que en otros si; y lo mismo ocurre con otras problemáticas. Por tanto, será interesante comprender qué tipo de afrontamiento favorece que esos trastornos latentes o esas predisposiciones a padecer un trastorno determinan cuándo no sucede.

 

¿Cuáles van a ser las fobias más comunes tras el confinamiento?

 

 Fobias y miedos covid 1Las fobias se diferencian del miedo es que la explicación de este miedo no es razonable, sin embargo actualmente tener miedo al contagio es comprensible en la medida en que la amenaza de contagio todavía persiste. Por tanto, se podrán considerar fobias cuando la amenaza del covid deje de existir y las personas sigan teniendo miedo a salir a la calle, miedo a contagiarse o miedo a contagiar a seres queridos.

Las fobias nos afectan psicológicamente, porque producen sensaciones de miedo inminente donde sudamos, se acelera el corazón, nos mareamos, sentimos escalofríos o aturdimiento. También se siente angustia y en ocasiones produce ataques de pánico. Además, existe la intención de controlar ese objeto que da miedo, evitándolo, lo que sería comparable a no querer salir de casa, o lavar la casa excesivamente por miedo a contagiar a un familiar. Es decir, intentamos reducir la amenaza porque nos produce mucho malestar. 

 

Si quieres saber más sobre fobias, por qué se producen y los diferentes tipos de fobia, entra aquí

 

También la hipocondría y el trastorno obsesivo compulsivo, no siendo fobias, son trastornos de ansiedad que podrían darse. Sin embargo, comportamientos de lavado compulsivo del hogar no resultarían patológicos en esta circunstancia, si bien antes sería un comportamiento que no es útil, ahora sí lo es para reducir el contagio. No obstante, en la medida en que la persona siente culpa si no lava lo suficiente, tiene heridas en las manos por ese exceso de lavado, o dedica demasiado tiempo a pensar en torno a las consecuencias del contagio, si supone un problema.

Lo mismo sucede con la hipocondría, es común que nos tomemos la temperatura con mayor asiduidad, así como cuando sentimos algún síntoma que corresponde con el coronavirus, interpretemos directamente que tenemos el virus.

Esta interpretación es normal en estas circunstancias en la que podemos temer el contagio, pero suele provocar un bucle de ansiedad en la medida en que cuanto más alerta estamos de los síntomas, le decimos al cerebro que son peligrosos emitiendo una respuesta de estrés que aumenta el cortisol en la sangre; y entonces cada vez que por ejemplo perdamos un poco de sabor/olfato, la ansiedad se disparará.

 

miedo al desconfinamiento


Lo que diferencia este miedo como algo normal frente una hipocondría patológica por el contagio del virus tiene que ver con el malestar que genera y lo incapacitante que es para la persona.

En conclusión, es posible que aumenten el miedo al contagio, el miedo a contagiar a otros, el miedo a salir a la calle, la hipocondría y el trastorno obsesivo compulsivo. No obstante, las fobias cuentan con muchos años de estudio en psicología y tratamientos eficaces.

 

Si quieres saber sobre tratamiento para fobias, Y LA FOBIA SOCIAL ENTRA AQUÍ

 

TE PUEDE INTERESAR LEER SOBRE LAS CONSECUENCIAS PSICOLÓGICAS POR EL CONFINAMIENTO Y EL CORONAVIRUS

PUEDES LEER TODOS NUESTROS ARTÍCULOS DE PSICOLOGÍA RELACIONADOS CON LOS PROBLEMAS DEL CORONAVIRUS

SIGUE TODAS LAS MEDIDAS, QUÉDATE EN CASA Y SIGUE ESTOS CONSEJOS. ENTRE TODOS VENCEREMOS AL CORONAVIRUS


SI NECESITAS AYUDA PODEMOS APOYARTE CON SESIONES ONLINE, COMUNÍCATE CON NOSOTROS

SI TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO, AYUDANOS A DIFUNDIRLO: COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES

 

Autora: Candela Molina Gutiérrez

 

Comentarios

Nuevo
Comentario Autor
Fecha