ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent
Centro Cepsim Madrid

Trastorno de personalidad antisocial

Trastorno de personalidad antisocial

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD ANTISOCIAL

 

¿Qué es un trastorno de la personalidad?
 

A veces los psicólogos por ejemplo diagnosticamos “depresión” o “ansiedad” a las personas, pero estas son patologías que ocurren durante un periodo determinado de tiempo, no forman parte del comportamiento habitual de la persona. En cambio, en un trastorno de personalidad (TP) sí hablaríamos de una forma de ser constante en la persona.

Antes de comenzar a explicar cualquier tema relacionado con los trastornos de personalidad, me gustaría dejar claro que hay que tener cuidado con su estigmatización. A veces, se puede poner una etiqueta diagnóstica a alguien por cumplir un número determinado de síntomas, pero eso no es lo más importante. Lo verdaderamente importante es por qué ha llegado a tener esos síntomas.

Por ejemplo, un TP común es el Trastorno límite de la personalidad, y se ha visto que en muchísimos casos, por no decir que en todos, aparece a raíz de un trauma complejo. Muchas veces explicarle a los pacientes que tienen un TP también les puede tranquilizar, porque le pueden poner nombre a lo que les pasa, pero hay que intentar no estigmatizar como comentaba anteriormente.

Una vez explicado esto, vamos a meternos de lleno en el tema. Existen diez tipos de TP, según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales (DSM-5)  los clasificó en tres categorías o grupos:
 

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD ANTISOCIAL

TE PUEDE INTERESAR LEER SOBRE LAS PERSONAS PSICÓPATAS, ENTRA EN ESTE ARTÍCULO


Grupo A: “Los extraños y excéntricos” se atribuyen a los TP paranoide, esquizoide y esquizotípico.

Los tres tipos de TP presentan rasgos comunes como la excentricidad, rareza, aislamiento social o suspicacia. Los tres guardan cierta similitud con rasgos como las alucinaciones, los delirios o comportamientos extraños o inusuales.

Grupo B: “Los dramáticos, emocionales e impulsivos” se atribuyen a los TP antisocial, límite, histriónico y narcisista.

Estos cuatro tipos de TP se caracterizan por la tendencia a la exageración, emotividad excesiva, inestabilidad, impulsividad y poca o nula empatía. Suelen transgredir las normas éticas y sociales en diferentes situaciones. Las dos características principales son el egoísmo y el egocentrismo, puesto que anteponen su propio yo antes que cualquier otro interés, necesidad o persona.

Grupo C: “Los ansioso y temerosos” se atribuyen a los TP evitativo, dependiente y obsesivo compulsivo.

Suelen presentar cuadros ansiosos, depresivos. También experimentan problemas a la hora de relacionarse socialmente, miedo ante la separación de figuras significativas para ellos o pérdida de control.

 

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD ANTISOCIAL

Puedes saber  cómo son las personas que hacen el mal, entra en este artículo

 

Qué es el trastorno antisocial de la personalidad


En este artículo me voy a centrar en el Trastorno Antisocial de la Personalidad (TAP), comúnmente se les llama psicópatas. Pero es importante que entendamos que no todas aquellas personas que tienen TAP son psicópatas, ni asesinan. Igual que no todas las personas que asesinan se pueden excusar en padecer Trastorno Antisocial de la Personalidad.

Para diagnosticar a una persona de este trastorno, tiene que ser como mínimo a partir de los 18 años de edad y tiene que cumplir los siguientes criterios:

Patrón dominante de inatención y vulneración de los derechos de los demás, que se produce desde los 15 años de edad, y que se manifiesta por tres (o más) de los hechos siguientes:

1. Incumplimiento de las normas sociales respecto a los comportamientos legales, que se manifiesta por actuaciones repetidas que son motivo de detención. 


2. Engaño, que se manifiesta por mentiras repetidas, utilización de alias o estafa para provecho o placer personal. 


3. Impulsividad o fracaso para planear con antelación. 


4. Irritabilidad y agresividad, que se manifiesta por peleas o 
agresiones físicas repetidas. 


5. Desatención imprudente de la seguridad propia o de los demás. 


6. Irresponsabilidad constante, que se manifiesta por la incapacidad repetida de mantener un comportamiento laboral
coherente o cumplir con las obligaciones económicas. 


7. Ausencia de remordimiento, que se manifiesta con indiferencia o racionalización del hecho de haber herido, maltratado
o robado a alguien. 


 

carolina TRASTORNO ANTISOCIAL DE LA PERSONALIDAD

Lee todo sobre las personalidades narcisistas, entra en este artículo


En resumen, es un estilo de comportamiento humano delictivo sin motivos que justifiquen dichas acciones. Se caracterizan por presentar una falta real de empatía hacia los demás, carencia de remordimientos sobre sus acciones a pesar de que estas hayan podido causar un gran daño sobre la otra persona. También aparece una baja tolerancia a la frustración, irritabilidad, violencia.

El problema reside en que las personas con Trastorno de la Personalidad Antisocial es difícil el cambio personal, puesto que no llegan a reconocer su culpa o a empatizar con los sentimientos de los demás. Además, se han visto alteraciones neurológicas en estas personas.

En diferentes estudios epidemiológicos se ha visto que la tasa de prevalencia de este trastorno se sitúa en una proporción de 3:1 hombres frente a mujeres. También aparecen factores como la juventud y un nivel socio-económico bajo como características de alto riesgo.

 

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD ANTISOCIAL

También te puede interesar leer sobre las personas tóxicas


Causas del Trastorno Antisocial de la Personalidad

 

A día de hoy se podría decir que no hay una única causa del TAP. Se está investigando sobre causas géneticas, epigenéticas (factores ambientales o del contexto que influyen en la alteración genética) y socio-culturales. Todas ellas influyen en el desarrollo del trastorno.

Hace relativamente poco se estrenó la película del Joker, un personaje que encarna el trastorno antisocial de la personalidad que acaba subiendo de nivel y se convertirte en un psicópata. Personalmente me gustó mucho la película porque nos deja entender que a veces, el factor socio-cultural y epigenético son los que mayor peso tienen en las enfermedades mentales. Además, consiguen que el espectador sienta lo que siente el protagonista y nos lleva a justificar sus acciones psicópatas.

El personaje del Joker es un hombre que sufrió malos tratos, abuso sexual y abandono en su niñez, es decir, desarrolló un trauma complejo y años después, fue humillado y abandonado de nuevo por la sociedad. No todo el mundo que tenga estas circunstancias acaba desarrollando un TAP, pero en el caso de tener cierta vulnerabilidad genética con este contexto es muy fácil desarrollarlo.

De todas formas, ante esas circunstancias no todo el mundo va a desarrollar Trastorno Antisocial de la Personalidad, pero posiblemente sí desarrolle un trauma complejo, estrés postraumático (TEPT), disociación, trastorno límite de la personalidad (TLP) o trastornos de alimentación (TCA), por ejemplo.

Hay que tomar conciencia en cómo nos relacionamos con los demás y dejar de excusar muchas veces que las personas están enfermas mentalmente y enfocarnos más en las circunstancias que han podido desencadenar que lleguen hasta ese punto. Con esto no quiero justificar ningún acto delictivo, solo quiero que nos paremos a reflexionar para una posible prevención de los Trastornos de la Personalidad y otras patologías.

Si crees que tienes este problema, no dudes en ponerte en manos de profesionales especializados y llámanos

TIENES A TU DISPOSICIÓN MAS DE 300 ARTÍCULOS EN NUESTRO BLOG, APRENDE DIDÁCTICAMENTE TEMAS DE PSICOLOGÍA QUE TE INTERESE, ENTRA EN NUESTRO BLOG       

SI TE HA GUSTADO ÉSTE ARTÍCULO, AYÚDANOS Y COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES

 

Autora: Carolina Lejárraga

Comentarios

Nuevo
Comentario Autor
Fecha