ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent
Centro Cepsim Madrid

Luz de Gas, cuando un manipulador te hace sufrir. Cómo detectarlo

Luz de Gas, cuando un manipulador te hace sufrir. Cómo detectarlo

¿EN QUÉ CONSISTE HACER SUFRIR A OTROS. LUZ DE GAS?

 

 QUÉ SIGNIFICA LUZ DE GAS

Este término viene del título “Gas light” (luz de gas) de la obra de teatro de Patrick Hamilton que en 1944 fue llevada al cine por George Cukor, donde unos recién casados se mudan a vivir a casa de la tía de ella recientemente fallecida. Ya allí, la mujer comienza a oír extraños e inexplicables ruidos mientras la luz de gas baja de intensidad.

El marido dejaba encendidas en la habitación lamparillas de gas, cuando su mujer percibía el resplandor, el marido negaba su existencia y así su mujer entraba en una situación de confusión y falta de juicio con respecto a lo que ella percibía. La presión de su marido termina atormentándola hasta hacerla creer que se estaba volviendo loca.

Finalmente, el término Luz de Gas fue tomado por la psicología para referirse a un tipo de manipulación psicológica.

 

Luz de gas

PUEDES LEER SOBRE OTROS MODOS DE MANIPULAR Y AGREDIR A OTROS


¿CÓMO HACE LUZ DE GAS EL MANIPULADOR Y CÓMO AFECTA A LA VÍCTIMA?

 

Haciendo Luz de Gas el manipulador lleva a un otro a dudar de sus pensamientos, criterios, opiniones y hasta de la propia realidad. Lo culpabiliza y responsabiliza de lo que sucede en el vínculo o situaciones, acabando la persona en el peor de los casos con una gran sensación de confusión, total vulnerabilidad e incluso de locura con respecto a lo que está pasando.

El manipulador persigue confundir a la otra persona para someterla a sus razonamientos y criterios, dominarla y dejarla indefensa y dependiente. Desde un abuso de poder y desigualdad priva a la otra persona de sus capacidades de criterio y decisión para un beneficio propio.

Se trata de un gran perpetrador que hace a la otra persona una víctima dependiente.

Lo difícil de estas situaciones de manipulación es que son sutiles en el tiempo y se producen dentro de un vínculo estrecho, donde además de estar dándose la manipulación, hay cuidado, cariño, protección… Es lo que llamaríamos seducción-agresión encubiertas.

Suele darse en muchos tipos de relación, paterno filiares, fraternales, de amistad, de pareja…

manipulacion de luz de gasLa víctima debido al vínculo de “confianza” que existe suele tener dificultad para identificar que está siendo de alguna manera confundida, pudiendo llegar incluso a justificar al agresor de sus comportamientos con explicaciones del tipo “es para protegerme”, “cuidarme” , “mirar por mí”, “se preocupa por mí”, “es por mi bien”.

Como vemos, las consecuencias de la manipulación de Luz de Gas continuada en el tiempo son el cuestionarse constantemente sobre sus capacidades, percepciones, decisiones y su lucidez. Suele pedir permiso y perdón constantemente, culpabilizarse, aislarse y dejar en manos de los otros sus capacidades, ya que la falta de realidad le generan una terrible ansiedad y confusión a la hora de expresar su subjetividad.

Si la persona víctima de Luz de Gas en algún momento trata de expresar su criterio u opiniones diferentes, el manipulador, mediante el chantaje emocional, tratará de culpabilizarla, darle la vuelta e incluso amenazar con romper el vínculo, mostrándose como una víctima sufriente y negando la experiencia de la otra persona... Cuanto más tiempo haya pasado en la relación con esta dinámica mayor será la vulnerabilidad de la víctima y por tanto más eficaz será la Luz de Gas.

El manipulador es alguien con rasgos psicopáticos, no respeta la individualidad ni la diferencia del otro, se vincula desde lugares de posesión y anulación, es un gran dependiente en realidad. No hay mayor dependiente que aquel que necesita que le necesiten para “ser”.


PUEDES SABER TODO DE CÓMO SON LOS MALTRATADORES



¿CÓMO DETECTAR QUE SE ESTÁ SUFRIENDO DE LUZ DE GAS?

 

luz de gas detectarloNo es fácil detectar la Luz de Gas uno mismo, pues la persona que lo sufre suele terminar aislada del resto de personas o suele, finalmente, tras tanto tiempo de abuso relacionarse de esta manera en el resto de relaciones que tiene, normalizando lo que sucede.

Nosotros como psicoterapeutas nos solemos centrar en lo emocional como sistema de alarma/alerta. Partimos de que en un vínculo sano, de confianza y respeto, ciertas emociones o comportamientos no tienen que o no deben de estar presentes de manera reiterada.

Normalmente tendemos a huir de nuestras emociones negativas y la persona que ha sido víctima de Luz de Gas suele sentirse además culpable por sentirlas en relación con un otro. Nuestras emociones son la clave para detectar que estamos sufriendo o hemos sufrido a lo largo de nuestra historia lo que hemos descrito como Luz de Gas.

Si sientes una culpa descontextualizada, sensación profunda de confusión, miedo a dar tus opiniones, ansiedad en la relación, falta de confianza en uno mismo… quizás hayas o estés siendo víctima de Luz de Gas. Todas estas emociones pueden ser nuestra guía para identificar que algo nos está ocurriendo y que es momento de abordarlo. Aunque dudes de lo que sientes, esa duda es una alarma en sí misma. Está bien dudar y es algo sano, pero cuando es algo muy generalizado en tus relaciones, te recomendamos parar, tomar conciencia y que revises lo que está sucediendo realmente.

En toda relación sana hay dos subjetividades en interrelación, debe de haber respeto a la diferencia.

Salir de estas situaciones y sentir fortaleza en uno mismo tras vivir Luz de Gas es un proceso largo y complejo, debido a la confusión y sobre-responsabilidad vivida en la relación. Por ello, nosotros como psicoterapeutas, recomendamos hacerlo en un sitio seguro, como puede ser el espacio terapéutico, donde en una relación de cuidado, respeto, apoyo, no juicio, la persona pueda identificar todas estas situaciones y comportamientos vividos, recibir la validación necesaria a todas aquellas experiencias negadas.

Tratar de tomar conciencia de la dinámica a la que ha estado sometida, ponerle palabras y emociones verdaderas a lo sucedido.

En definitiva poder recuperar la individualidad, confianza y subjetividad legítima de su vida.


Si crees que tienes este problema, no dudes en ponerte en manos de profesionales especializados y llámanos

TIENES A TU DISPOSICIÓN MAS DE 300 ARTÍCULOS EN NUESTRO BLOG, APRENDE DIDÁCTICAMENTE TEMAS DE PSICOLOGÍA QUE TE INTERESE, ENTRA EN NUESTRO BLOG       

SI TE HA GUSTADO ÉSTE ARTÍCULO, AYÚDANOS Y COMPÁRTELO EN TUS REDES SOCIALES

 

Autora: Cristina Pineda

 

Comentarios

Nuevo
Comentario Autor
Fecha